La Medicina En El Quijote Y En Su Entor Hellip

Páginas: 67 (16729 palabras) Publicado: 31 de enero de 2016
La Medicina en El Quijote y en su Entorno
Pedro R. García Barreno
En: La Ciencia y El Quijote. JM Schz Ron, ed. Crítica: Drakontos, Barcelona 2005; pág. 155-179.

Alonso Quijano 1 debió nacer hacia la segunda mitad de la década de los años 1540; fue, por
tanto, coetáneo de Miguel de Cervantes, quién nos presenta al hidalgo Quijada o Quesada, ya Don
Quijote, próximo a los cincuenta años. «Lasociedad española de los siglos XVI y XVII se nos
muestra ─señala Sánchez Granjel 1a─ como una comunidad jerarquizada integrada por dos modos
de vida netamente diferenciados: el medio rural, habitado por el grupo numéricamente más
importante, y el mundo urbano, que convivía en villas y ciudades. Si la identificación de ambos
ámbitos sociales no resulta factible, también se ofrecen diferencia entre unsector minoritario
poseedor de privilegios integrado por la nobleza, el alto clero y una incipiente burguesía mercantil,
y la nutrida masa de los plebeyos, que como el campesinado vivió privado de apoyo económico y
careció de consideración social». Dentro de este esquema social los viejos representaron un tema
marginal. En algunos textos se pretende que el anciano abandone el escenario social en elque gozó
de privilegios para refugiarse en una intimidad donde se pueda preparar ante la proximidad de la
muerte 2».
Para Solón (638-558 a. C.) la duración media de la vida sería de setenta años; Plutarco (c. 50-120)
sitúa el inicio de la vejez en los cincuenta, y Agustín de Hipona (354-430), en Cuestiones diversas,
indica que la vejez comienza hacia los sesenta años y puede prolongarse hasta losciento veinte.
Para Dante Alighieri (1265-1321), ochenta es el límite permitido al hombre. El médico Juan
Sánchez Valdés de la Plata (¿-1602) 3 señala que a la edad viril, en la que ya el hombre se muestra
airado y enfermo, sigue la vejez que se prolongaría hasta los sesenta y ocho años, cuando
desembocaría en la edad decrépita, «que pocos son los que la acaban». Si el envejecimiento no
interesóa los médicos, si fue del interés de los humanistas como Miguel Sabuco (¿-1588) y Pe(d)ro
Mexía (1497-1551). El primero se interesa por los efectos psicológicos consecutivos al deterioro
provocado por el envejecimiento 4, el segundo señala los cincuenta años como la edad crítica 5. Un
coetáneo, fray Antonio de Guevara (1480-1545) valora como crítico el año sesenta y tres del vivir,
«porque esaquel año tan peligroso que ninguno le pasa sin padecer en él algún peligro 6». Otro
eclesiástico, fray Juan de Pineda (1558-1637), presenta la vejez como «edad de frialdad y
pesadumbre, de flaqueza de cuerpo y de la memoria y con enfermedades y descontentos 7», pero no
da fechas de inicio de la vejez. En contrate, Vicente Gómez Martínez Espinel (1550-1624) se refiere
a un pobre «tan viejo que, sinduda tendría más de setenta años 8». Un caso de extrema vejez se
refiere a un aviso de José Pellicer de Ossau Salas y Tovar (1602-1679), fechado en 1639: «Por cosa
rara se puede avisar que murió estos días en Madrid Juan Bautista […] de cerca de cien años 9».
Con todo, la vejez tuvo positivo reconocimiento social; una opinión generalizada que Cervantes
pone en boca de Don Quijote: «Porque estamostodos obligados a tener respeto a los ancianos,
aunque no sean caballeros 10».
Tradicionalmente se ha admitido que en los siglos XVI y XVII la esperanza de vida al nacer se
situaba entre los veinte y los treinta años, y que sólo unos pocos ─escasamente el diez por ciento─
superaban los sesenta 11. Bajo la inspiración de los escritos de Francis Bacon (1561-1626) se fundó,
el 28 de noviembre de 1660,la Real Sociedad londinense. La lista de sus primeros fellows incluía,

entre otros, a John Graunt (1620-1674), comerciante y uno de los patrocinadores financieros de la
Sociedad. Graunt fue elegido en 1662, año en el que publicó su obra Natural and PoliticaI
Observations 12, trabajo seminal de los estudios comparativos de la mortalidad y de la morbilidad
en poblaciones humanas. Graunt...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • globalizacion de entoro
  • Entor
  • El Quijote
  • El Quijote
  • quijote
  • quijote
  • Quijote
  • El quijote

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS