Çklñ´´

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13331 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DOCUMENTO

UTOPIAS DEL RENACIMIENTO Moro, Campanella y Bacon
Martín Hopenhayn*

1 Renacimiento se le atribuyen los orígenes de la modernidad, el advenimiento de una nueva racionalidad económica —la mercantil— y la imposición de una nueva racionalidad política —laica, instrumental, de Estado—. También se le adjudica la ruptura con el teocentrismo, el inicio de una larga secuencia derevoluciones científicas y técnicas, y la transformación radical de principios éticos y visiones de mundo. Pocas veces o ninguna en la historia de Occidente el cambio ha sido tan comprehensivo, tan fecundo, tan radical. Pero como toda transformación que implica nuevas formas de organización política y socioeconómica y nuevas matrices culturales, la del Renacimiento fue conflictiva, violenta y preñada deantagonismos. Luchas doctrinarias, pugnas entre grupos sociales con intereses contradictorios, tensiones entre el Príncipe y la Iglesia y guerras entre estados emergentes marcaron el compás de la época. Transiciones tan abarcadoras, como la del Renacimiento, son también generosas en fantasías, sueños, alucinaciones. En estos delirios muchas veces aparecen contenidos los conflictos que marcan lasgrandes transformaciones, pero no bajo la forma diáfana en que podría expresarlo un
*Poeta y ensayista. Realizó estudios universitarios de filosofía en Buenos Aires y Santiago de Chile. Se doctoró en París con una tesis sobre Nietzche. Investigador de ILPES, CEPAL. Ha escrito numerosos artículos en revistas especializadas; entre sus recientes publicaciones puede mencionarse "El día después de lamuerte de una revolución", Estudios Públicos Nº 37 (verano 1990). Autor del libro ¿Por qué Kafka? (Buenos Aires: Editorial Paidós, 1983).

A

302

ESTUDIOS PÚBLICOS

estadista o un analista, sino en el lenguaje cifrado de lo imaginario. De allí que el "texto" del delirio utópico no se ofrece mansamente a la avidez del lector, sino que le opone una resistencia que sólo puede zanjarse con granesfuerzo interpretativo. Pero una vez domado el potro salvaje de la narración, lo que de ella puede rescatarse es algo más que la claridad del analista o del estadista: son "deseos sociales", referentes simbólicos y horizontes de la imaginación de una época lo que el exégeta extrae de estos discursos delirantes. Allí reposa la ambigüedad —y no la dirección— de un tiempo histórico. No es laambigüedad frente a las transformaciones estructurales aludidas. Porque en todas las utopías renacentistas encontramos la exaltación de la ciencia, la hipóstasis del saber, el optimismo frente al progreso técnico y un apoyo incondicional a la expansión irrestricta del conocimiento. En todo ello, las utopías están empapadas del espíritu de la época. Lejos de ser tradicionalistas, aquí parecen locontrario: abiertas a lo nuevo, dispuestas a integrar todo lo que permita incrementar el patrimonio cultural, la capacidad científico-técnica y el arsenal del saber. De modo que estas fantasías utópicas son y no son modernas, no son y son antimodernas. Tomadas al pie de la letra, parecen relatos infantiles en los que se retratan sociedades anacrónicas: culturas imperturbables donde todos fueron felices.Pero una lectura distinta, que priorice las diacronías y las discontinuidades, puede sacar de estos textos la fuerza de la ambigüedad, la vacilación de quienes se pararon, por decirlo así, frente al umbral que separaba lo antiguo de lo moderno: la ansiedad y la duda. La selección de textos de las tres utopías más importantes del Renacimiento,1 que se presenta a continuación, se ha realizado a partirde las reflexiones precedentes. En dicha selección se ha querido poner de manifiesto esta relación conflictiva entre el "tiempo utópico" y el "tiempo real", entre las utopías del Renacimiento y el Renacimiento mismo. Se ha querido, asimismo, rescatar no sólo los contenidos de las utopías, sino también algunos rasgos propios de la "forma" cómo utopizaron los renacentistas. El lector podrá,...
tracking img