465465

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 56 (13848 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
  Los malones 
Los primeros malones
Hacia 1740 las incursiones armadas de los indios comienzan a cobrar importancia. Diez a�os despu�s, la alarma y el temor de la poblaci�n lleva a las autoridades espa�olas a preservar con fortines la frontera y a crear un cuerpo militar -el de Blandengues- para vigilarla y defenderla. En 1777, ya creado el Virreinato del R�o de la Plata, Cevallos, su primervirrey, aconseja a la Corte de Espa�a emprender un ataque combinado desde varias zonas, incluida Chile, contra los asentamientos ind�genas. Para disminuir el peligro y para tranquilizar a los habitantes se construyen tambi�n defensas m�s poderosas que los fortines, los fuertes. Entre ellos podemos nombrar el fuerte de Nuestra Se�ora del Pilar de los Ranchos, el de San Miguel del Monte y el de SanJuan Bautista de Chascom�s.
Pero otros sucesos preocupaban por entonces a las autoridades espa�olas. Primero fueron las invasiones inglesas en Buenos Aires, luego la invasi�n de las tropas napole�nicas en la metr�poli y, al mismo tiempo, el aumento de las intenciones criollas de separarse de Espa�a. Estos deseos se hicieron realidad el 25 de mayo de 1810, con el establecimiento de un gobiernocriollo, la Primera Junta, en cuyas manos qued� entonces la resoluci�n del problema ind�gena.
 
Los a�os independientes
A los pocos d�as de los acontecimientos de mayo, la Primera Junta de gobierno se preocupa por el peligro de los ataques indios; en junio de 1810 manda revisar el estado de los fuertes de la frontera y ver qu� mejoras pueden hacerse. Aunque algunas tribus reconocen el gobiernopatrio en 1811 y firman tratados de paz, muchas otras contin�an asaltando las estancias de la campa�a. No olvidemos que por estos a�os cruzan los Andes gran n�mero de araucanos y de ranqueles -parientes de los primeros- que se instalan al norte del r�o Colorado y al este del Salado.  Al a�o siguiente se env�an all� nuevas tropas, llamadas "Compa��a de Blandengues de la Frontera", para vigilar elsur del r�o Salado.
Como el gobierno de Buenos Aires ten�a casi todos sus soldados luchando con otras provincias, en 1819 los estancieros crearon milicias rurales para proteger sus propios bienes de los malones ind�genas y tambi�n para controlar la conducta y la ocupaci�n de la mano de obra criolla. La m�s conocida de todas estas milicias privadas fue la perteneciente a Rosas, conocida con elnombre de "los Colorados del Monte". Mientras tanto, las tribus de "tierra adentro" van cobrando d�a a d�a mayor empuje.
Ante este nuevo peligro, en 1823, Mart�n Rodr�guez -gobernador de Buenos Aires-, env�a 2.500 hombres para construir una l�nea de avanzada que llega hasta Tandil, donde levanta el fort�n Independencia. A los esfuerzos de Mart�n Rodr�guez siguen los del presidente BernardinoRivadavia. En 1826 se alza en medio de la desolada pampa una nueva frontera con tres fuertes como base: Curalafquen, Cruz de Guerra y Potrero; entre 1827 y 1828, el general Federico Rauch completa esta acometida haciendo avanzar la frontera desde Jun�n, por 25 de Mayo y Tapalqu�, hasta la zona de Sierra de la Ventana, tradicional asiento de las tolder�as de los indios pampas o pehuenches.
Una nuevapol�tica con respecto a los indios inicia en 1833 el general Juan Manuel de Rosas. Por una parte, ataca con fuerza a los indios rebeldes, y por otra, cuando somete a las tribus, pacta amistad con ellas. As� hab�a hecho en 1827 cuando lleg� a un acuerdo de paz con m�s de 3.000 indios. Rosas era, adem�s de general, un poderoso estanciero de Buenos Aires, gran conocedor de la pampa y del modo de luchade los indios. Todo esto lo ayud� para tener �xito en su "campa�a al desierto", con la cual consigui� llegar hasta el r�o Colorado, un avance excepcional sobre las tierras en poder del indio.
Tambi�n fueron muy importantes los tratados de amistad que logr� Rosas con las tribus sometidas y, sobre todo, con las dominadas por Calfucur� quien fue un gran caudillo araucano, destacado no solo por...
tracking img