Administrador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4763 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
NUEVA SOCIEDAD NRO.123 ENERO- FEBRERO 1993 , PP. 124-135

Los derechos humanos como síntesis de la igualdad y la libertad
Oliveira, Luciano
Luciano Oliveira: Investigador brasileño. Director del Departamento de Ciencia Política del Instituto de Investigaciones Sociales de la Fundación Joaquim Nabuco, Recife.

El concepto de derechos humanos ha sido, tradicionalmente, objeto de una discusiónpolítico-ideológica cuyo escenario es la querella entre liberalismo y socialismo: por un lado, los derechos civiles y políticos, donde se encarna el valor libertad; y por otro, los derechos socioeconómicos, donde se encarna el valor igualdad. En el mundo moderno esa oposición puede ser leída como una relación de complementariedad; en la modernidad, la libertad no se sostiene sin tener en cuentalas exigencias de un mínimo de igualdad.

Uno de los grandes problemas de que se ocupan las llamadas ciencias humanas se
refiere a la imprecisión de los términos con que trabajan, que para desesperación de los positivistas preocupados por la «exactitud», no es precisamente una «deficiencia» sino uno de los rasgos más esenciales de esas ciencias, en la medida en que los mismos conceptos quecomponen su acervo no son descripciones puras sino que envuelven, frecuentemente, juicios de valor. En otras palabras, tales conceptos son ellos mismos objetos de confrontaciones político-ideológicas que dificultan su «aclaración» definitiva. Tomemos, por ejemplo, el concepto de democracia. Basta imaginar que, hasta hace muy poco tiempo, los regímenes políticos del Este europeo se calificaban como«democracias populares», lo cual nos da una idea de las dificultades que afronta el que se proponga reflexionar - como será nuestro caso aquí - sobre conceptos que envuelven posiciones de naturaleza política. Nuestra intención es la de reflexionar sobre un concepto que presenta dificultades análogas: el de derechos humanos. Como veremos enseguida, su sentido no es unívoco, definido de una vez y parasiempre.

NUEVA SOCIEDAD NRO.123 ENERO- FEBRERO 1993 , PP. 124-135

El escenario de nuestra reflexión es la disputa política entre la tradición liberal y la socialista. Como se sabe, la formulación clásica de los derechos humanos remonta a la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, de la Revolución Francesa (1789), texto fuertemente marcado por el individualismo burgués enascenso. He aquí un detalle significativo: de los cuatro «derechos naturales e imprescriptibles del hombre» consignados en 1789 «la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión» (art. 2) -, precisamente el segundo, la propiedad, fue el único que llegó a ser considerado como «inviolable y sagrado» (art. 17). Por eso, cuando Marx emprende la crítica radical a la sociedad burguesa,ese aspecto no le pasa inadvertido. «Así - dice él - ninguno de los supuestos derechos del hombre excede al hombre egoísta, el hombre como miembro de la sociedad burguesa, es decir, un individuo apartado de la comunidad, enajenado, preocupado solamente con su interés personal, obedeciendo únicamente a su arbitrariedad privada» (Marx 1978, p.39). Ese punto de vista, aunque expuesto en una obra dejuventud, no fue desmentido en sus trabajos posteriores. En El Capital, por ejemplo, él lo reafirma: «La esfera (...) de la circulación del trueque de mercancías, dentro de la cual se operan la compra y la venta de la fuerza de trabajo, es realmente un verdadero paraíso de los derechos natos del hombre. Ahí sólo reinan libertad, igualdad, propiedad y Bentham» (Marx 1980, p.196). De ahí en adelante,como recuerda Claude Lefort, «La expansión del marxismo (...) caminó durante mucho tiempo hombro a hombro con una depreciación del derecho en general y la vehemente condenación, irónica o 'científica' de la noción burguesa de los derechos del hombre» (Lefort 1983, p.38). Cuando al final de la II Guerra mundial esos derechos fueron reescritos por las Naciones Unidas, la formulación liberal aún...
tracking img