Alameda central de orizaba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4047 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALAMEDA CENTRAL DE ORIZABA, VER.
LA CONSTRUCCIÓN DE UN PASEO MEXICANO EN EL SIGLO XIX.
CIVILIDAD, ORNATO Y CONTROL SOCIAL*
Por: Eulalia Ribera Carbó
Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora
Área de Historia Urbana y Regional
--------------------------------------------------------------------------------
La construcción de un paseo mexicano en el siglo XIX. Civilidad,ornato y control social (Resumen)
El 27 de septiembre de 1854 fue colocada la primera piedra de la Alameda de la ciudad de Orizaba, en tierras del llamado barrio de Santa Anita. La historia que siguió en el arreglo de aquel espacio destinado a mostrar la civilidad del nuevo país independiente, a dar hermosura a la ciudad y a asegurar orden en el uso del tiempo de ocio de la población orizabeña, estámarcada por los vaivenes políticos del siglo XIX mexicano, por la actuación de diversos agentes sociales, y por los cánones urbanos que regían en México y en el resto del mundo.
La ciudad de Orizaba está situada a los pies de la escarpada sierra volcánica del Citlaltépetl, que desde ahí empieza a suavizarse en lomeríos desaparecidos después en la planicie costera del Golfo de México. Orizabafue una fundación española, sin serlo en la formalidad de un acta y un plano. Su trazo informal empezó a ensancharse a partir de unas exiguas construcciones sobre el Camino Real, que servían de albergue a los fatigados viajeros que iban del puerto de Veracruz a la ciudad de México. Un poco más tarde llegaron a la región los primeros cultivos tropicales de explotación comercial como la caña deazúcar. Y así, desde el siglo XVI, aquella población primera de arrieros y comerciantes agrícolas creció poco a poco, concentrando en su espacio cuadriculado a un núcleo urbano de origen español y a unos barrios que, a su alrededor, tenían la categoría jurídica de Pueblos o Repúblicas de indios
En el siglo XVIII el tabaco había desplazado considerablemente al cultivo de la caña, y Orizaba vivió sustiempos de esplendor antes y después de la creación del Estanco Real en 1764. La riqueza que se generó en la ciudad dejó notoriamente su impronta social y urbana. Unas poderosas oligarquías que controlaban el cultivo y la cosecha de la solanácea, y diversificaban sus capitales en múltiples negocios comerciales y productivos, impusieron señorío a la vida en la ciudad. Los contingentes de campesinosjornaleros, de rancheros, de obreros de la grande fábrica de puros y cigarros, los artesanos de múltiples oficios, y todos los otros sectores más o menos minoritarios que conformaban el mosaico de la sociedad orizabeña dieciochesca, quedaron inmersos en los ritmos de una ciudad que ahora presumía de una categoría más suntuosa y aristocratizante. Se construyeron iglesias y conventos de fábrica sóliday ornamentación barroca. Después neoclásica. Se hicieron obras viarias importantes, se levantaron las casas capitulares, y cuando en 1774 a Orizaba le fue concedido por cédula real el título de villa, su prosperidad fastuosa se hizo manifiesta en los días de celebración que siguieron al nombramiento.
El inicio del siglo XIX trastocó el orden establecido. Las guerras de emancipación de Españadieron paso a años turbulentos de desequilibrios económicos y sociales, de luchas fraticidas, de invasiones extranjeras que sacudieron todos los rincones del territorio del Estado nacional en formación. En Orizaba se culpaba a la crisis por los desarreglos en la empresa tabacalera, del estancamiento comercial de la ciudad y de la falta de recursos para invertir en obras urbanas de mejoramiento. Y yafuera por la crisis del tabaco o por las circunstancias de una coyuntura general desfavorable, lo cierto es que hasta doblar la mitad del ochocientos, como sucedió en un número mayoritario de ciudades de todo el ámbito Latinoamericano, pocas modificaciones o innovaciones notables se concretaron en las estructuras urbanas.
También es cierto que las élites locales, los “cosecheros” del tabaco,...
tracking img