Analisis sociologico del delincuente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3706 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANÀLISIS SOCIOLÓGICO DEL DELINCUENTE
Con anterioridad a las teorías biológicas de la criminalidad del siglo XIX, veremos que, antes del siglo XVII, no hay una separación entre el no delincuente y el delincuente.
Es sólo a partir del siglo x v I I I cuando, por la ineficacia del modo de producción feudal y la comercialización del campo (Ignatieff, 1978), se expulsa a los campesinos ytrabajadores, lo que fuerza su llegada a la ciudad en la época de la incipiente mercantilización (Dobb, 1971). En Inglaterra las Leyes de Encierro de 1640 protegen la separación de elementos comunales distinguiendo entre los campesinos de iure (o residentes legales) y los campesinos de facto, que son expulsados de las tierras.
A fines del siglo XVIII había dos líneas de pensamiento cuyos postuladosasimilaban en principio al hombre delincuente y al no delincuente. Estamos, de un lado, en presencia de los postulados del credo protestante luterano sobre la universalidad del pecado que rige las propuestas de la Reforma y, por otro lado, encontramos el pensamiento racionalista iluminista con el criterio unificador del libre albedrío, cuyo predominio se extiende en el área católica y especialmente enItalia.
Los postulados del pensamiento racionalista iluminista equiparan a todos los hombres responsabilizándolos por igual de la conservación del pacto implícito en el contrato social. La facultad que tiene cada hombre de posibilitar la convivencia pacífica en la sociedad mediante el respeto de los bienes de cada uno proviene de su capacidad de raciocinio libre. Todo individuo es un ser libre eigual a los demás por obedecer a los mismos dictados de la razón. De esta ideología liberal del pacto social - e n la que el individuo es el valor supremo- se desprende una consecuencia política de la mayor importancia con relación al nuevo orden social creado por la voluntad de los ciudadanos libres: por el pacto social los ciudadanos aceptan libremente sujetarse a las normas de igualdad y derestricción para crear y conservar el orden social.
El ciudadano acepta también someterse a la ley que ha sido justamente creada por é1 para que le defienda y proteja este orden social que es su valor supremo. Con el liberalismo utilitarista esta aceptación del orden uniformiza a todos los individuos dando nacimiento al consenso social. El individuo que ataque este orden, es decir, que infrinja elpacto social, se aparta de las reglas del consenso y por ello entra en otra esfera social, aquella que está controlada por la nueva ley penal cuya fuerza coactiva proviene del poder punitivo del Estado por voluntad del pueblo. Justamente porque no deja de ser libre, este individuo es totalmente responsable de su acto.
El postulado reformador de Howard.
Cuando en su obra propugna la posibilidad dearrepentimiento y, por lo tanto, de reforma del individuo delincuente con la consiguiente obligación del Estado de extender sus atenciones hacia él y proporcionarle tal alternativa. Es por su creencia de que «tanto los ricos como los pobres, los jueces como los prisioneros» son todos pecadores; es decir, todos pueden arrepentirse de sus pecados ante Dios y ante los hombres
Segue Bentham.
Eldelincuente es «como un niño carente de autodisciplina para controlar sus pasiones de acuerdo con los dictados de la razón». El delincuente no es todavía un monstruo incorregible sino que se considera simplemente como un individuo defectuoso cuyos deseos infantiles le llevan a ignorar el verdadero sentido grave que comportan las gratificaciones a corto plazo. Así pues, dentro del Iluminismo clásicoinglés, el delito es todavía considerado más como un fallo de cálculo que como un pecado.
Sin embargo, años más tarde, durante el siglo XIX, la misma creencia protestante lleva a considerar la conducta delincuente dentro del mismo origen que la enfermedad: son efecto de la inmoralidad, la falta de higiene y el desorden epidémicos en los tipos sociales no integrados. El delito y su autor entran en...
tracking img