Anhelo de luchar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2108 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Anhelo de Luchar

Dicen que vivir, a diario es una lucha constante, y en esta ocasión, no era yo quien se encontraba de pie celebrando la victoria. De eso me di cuenta instantes después de salir del hospital, luego de una cirugía de hombro. Sin saber como - quiero aclarar que aun estaba un poco bajo el efecto de los medicamentos- rápidamente me encontré sentado en un viejo sillón frente a unmontón de hojas blancas de papel y una serie de problemas que urgían ser resueltos, pues cabe mencionar que a pesar de todo, uno no se puede olvidar de sus obligaciones; así que empecé a resolverlos uno a uno sin tener noción del tiempo, a fin de cuentas, debido a mis limitaciones eso era lo que tenia de sobra y estaba consciente que no seria buena idea entregarse al ocio a pesar de que contaba conel pretexto perfecto para no trabajar.
Después de un rato de labor, casi concluyendo, me di cuenta de que el efecto de los analgésicos estaba cediendo ante el dolor que empezaba a apoderarse de mi extremidad. Quise caminar un poco para intentar calmar la molestia, pero fue inútil, esto solo la aumento. Intente de igual manera acostándome al momento que me preguntaba:
“¿Tomar una siesta? Porque no, me recomendaron reposo y supongo lo tengo bien merecido...”
De nuevo todo fue en vano, así que mejor opte por volver al lugar en donde, hace unos minutos, me encontraba sentado.
Hastiado de las redes sociales, sin una consola de videojuegos y sin obtener la concentración suficiente como para terminar mis deberes o leer un libro; me quede inmóvil. Con la luz apagada y el cielo nublado,alcance aquel punto exacto en el que uno comienza a divagar, perdiendo el sentido de la realidad, viéndome de pronto inmerso dentro de una total oscuridad.
Ahora recuerdo aquel día que me llevo al quirófano, como olvidarlo, lo recuerdo como si hubiera sido ayer. La tribuna encendida en llamas y redobles de tambor era lo más emblemático que se podía percibir en aquel recinto; pues prácticamentese llevaba a cabo una “guerra mundial” de este lado del hemisferio; en donde los contendientes entregaban la vida y el alma en cada batalla. Pero como es ley, solo puede haber un ganador; los guerreros, uno por uno fueron cayendo, sucumbiendo ante el mas fuerte y hábil o ante el poder de una estrategia perfectamente elaborada.
Las batallas se libraron hasta la hora del ocaso, que no solorepresentaba un breve cese de actividades, sino también una línea entre la derrota y la gloria; pues quien había persistido hasta esta etapa, estaba a un paso de llevarse la gloria a su patria.
En el mientras tanto, los “sobrevivientes” aguardaban con impaciencia el inicio de las contiendas, en las cuales se decidiría todo. En esta ocasión, sus rostros reflejaban un poco de temor que disfrazaban conun gesto mal encarado, aunado a eso, y llamando poderosísimamente mi atención, era mas evidente notar algo que también se podía divisar en mi rostro; Esto era la incertidumbre y la duda que supongo afecta también cualquier soldado previo a comenzar la guerra, que nos invita preguntarnos:
“¿Que hago aquí?”
Por largo rato intente responder esa pregunta, y sin darme cuenta del tiempo transcurrido;Una voz irrumpió en mi reflexión, la cual pude escuchar con tal agudeza que un aire frio recorrió mi espalda como si algo malo fuese a pasar, al momento que la misma voz retumbaba en mi cabeza diciendo
“Se presenta… Ezequiel Cavazos, México… ”.
Poniéndome de pie y vistiendo mis colores, ingrese al campo de batalla escuchando la misma voz que retumbo en mi cabeza, voceando a mi oponente al mismotiempo que pensaba.
“Seguro estará retumbando en su cabeza también”
Dándome momentánea tranquilidad, levante la mirada; y al momento que entraba mi oponente, fui cegado por los reflectores permitiéndome ver solo una luz blanca, a la vez que sentía un piquete en mi brazo, acompañado de una sensación fría que me adormeció completamente.
Totalmente encandilado, talle mis ojos, entonces pude...
tracking img