Antropología y trascendencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1137 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Título: Antropología y trascendencia. La religiosidad como aspecto del desarrollo humano.

Autor: José María Barrio Maestre, Profesor Titular Universidad Complutense de Madrid

Fecha de publicación: junio 2001

Entidad editora: Ediciones Universidad de Navarra, S. A.

Publicado en: Actas del II Simposio Internacional fe cristiana y cultura contemporánea "Comprender la religión", Eunsa,Pamplona 2001, pp. 345-353.

Enlace http: //hdl.handle.net/10171/2589 (Depósito Académico Digital Universitario Universidad de Navarra)

Aparece en las colecciones: Segundo simposio internacional fe cristiana y cultura contemporánea

Número de páginas: 9

José María Barrio Maestre, es Doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, España con premio extraordinario. ProfesorTitular de Antropología Pedagógica en la Universidad Complutense de Madrid. Profesor visitante en la Universidad de La Sabana. Amplió estudios en Alemania. Autor de varios libros y más de veinte en colaboración. Sus investigaciones y publicaciones se centran principalmente en los ámbitos de la Filosofía, la Ética y la Antropología de la educación. Entre otros libros, ha publicado "Elementos deAntropología pedagógica"; "Positivismo y violencia", “Moral y Democracia”, “¿Es razonable creer?” y "Los límites de la libertad". También ha escrito numerosos artículos y traducido varios trabajos de profesores alemanes.
Este trabajo subraya la importancia del aspecto religioso en la búsqueda de respuestas a los grandes interrogantes del hombre acerca del origen, fin y sentido de su existencia comoanimal racional.
La exposición que elabora Barrio Maestre a lo largo de las nueve páginas está organizada con una introducción al tema en cuestión, desarrollo del mismo y conclusión. El enfoque dado por el autor está centrado en una reflexión filosófica con rasgos antropológicos frente a la problemática que tiene el hombre en la búsqueda de una vida con sentido.
Sostiene que debe hacerse cargo desí mismo adquiriendo una panorámica global de su vida, desde los acontecimientos propios de su propia biografía, sin embargo la finalidad de la existencia histórica solo puede aclararse desde fuera de ella con una perspectiva metahistórica y metafísica, propiamente religiosa
El autor emplea la frase: “decían los griegos que no es verdaderamente humana una vida inanalizada”. (p. 345). Esa vida“inanalizada”, que se vive sin planteamientos ni problemas, según venga dada, es para los irracionales, no para el hombre que se cuestiona desde su condición de animal racional.
El planteo desde su inicio es que en algún momento de su vida, todo ser humano tiene interrogantes existenciales y siente la necesidad de darles respuesta. Los acontecimientos que recorren la existencia humana puedenenfrentarse entendiendo dos géneros de realidad presentes en la biografía de cada ser humano: el mal y el destino.
Luego de la introducción el autor desarrolla ambos temas: “el problema del mal” y “la cuestión del destino”.
El problema del mal, según el autor, pone a prueba nuestros parámetros filosóficos y existenciales. El análisis de dicha cuestión lo lleva a expresar diversas reflexiones con unmarco histórico y de ideas, desde lo bíblico con San Pablo, hasta lo filosófico en los diferentes planteos de Hegel y Nietzsche.
Barrio Maestre expone que la importancia de la vida biográfica del hombre recae en la cuestión del destino y las decisiones de su existencia, donde lo fortuito y lo imprevisto, desde una postura existencialista, no pueden ser descuidados. Continuando con ideas expresadaspor Ortega y Gasset, del “quehacer” humano admite un exceso en el planteamiento existencialista, que es corregido por Millán Puelles, preocupado en la intencionalidad de los actos y la riqueza del yo haciéndose cargo de sí mismo del ser humano:“No estoy hecho del todo, pero tampoco estoy del todo por hacer, y aquello que está hecho ya en mí mismo –no por mí, sino en mí– lo está de tal manera,...
tracking img