Un tema cristiano

LA NUEVA VIDA
10. El Creyente y el Estado: "No Resistais al Que es Malo"
En una carta que envió Jeremías "a los ancianos que habían quedado de los que fueron transportados, y a los sacerdotes y profetas y a todo el pueblo que Nabucodonosor llevó cautivo de Jerusalén a Babilonia..." les dio un consejo que debe de haber resultado positivo y beneficioso para todos aquellos que desde entonces hansido extranjeros y peregrinos en cualquier parte del mundo. Provenía de Dios y era confortante y sensato: les aconsejaba resignarse a su nuevo ambiente, construir casas, plantar huertos, casarse y engendrar hijos: "Procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz" (Jeremías 29:1, 5-7).
La mayoría de los creyentes actualesviven en países que les conceden libertad para adorar y predicar el evangelio, y no deben dejar de orar por la paz de tales países. El apóstol Pablo confirmó el consejo de Jeremías y la enseñanza de Jesús cuando escribió a Timoteo: "Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia,para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador" (1 Timoteo 2:1-3).
Esta unidad de enseñanza y exhortación pone en claro que nuestra tarea en este mundo es pensar en la paz, vivir en la paz de Cristo, y predicar la paz de su reino. Pero la paz del Cuerpo o Iglesia de Cristo solamente puede ser tan fuerte comola paz que exista en el corazón y mente de cada uno de los creyentes que han hecho realidad la paz de Jesús en sus vidas.
"El presente siglo malo"
Aunque Pedro, Pablo y Juan el apóstol coinciden en esta clase de consejo, ellos conocen la clase de mundo en el cual los creyentes tienen que vivir: "Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno" (1 Juan 5:19). El saludo delapóstol Pablo a los Gálatas se refiere al mundo en términos similares: "Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo..." (Gálatas 1:3,4).
Si el mundo actual es diferente del mundo de los tiempos del Nuevo Testamento, es solamente en el grado de maldad que en todas partes es mucho mayorque antes. Es un mundo que aún vive bajo la ley del talión.
Para ser salvos de este presente siglo malo los creyentes deben seguir el camino señalado por Jesús: "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto" (Mateo 5:48). Esto significa que el creyente debe hacer el bien al hermano, amigo o enemigo. Debe orar por aquellos que lo maltratan. Debe amar a suscompañeros, ¡aún a los que lo odian! Esta es una dura manera de vivir, pero es la única forma si deseamos gozar de una vida sin fin.
Es sobre esta base, y con esta clase de visión espiritual que nuestra relación con el Estado debe ser vista.
"No resistáis al que es malo"
La regla que Jesús dejó para guiar a sus seguidores fue: "No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en lamejilla derecha, vuélvele también la otra" (Mateo 5:39). La palabra traducida resistáis significa oponerse. Si recordamos que Jesús antepuso esta regla de conducta a la ley del talión, se verá que lo que Jesús está diciendo es "No os venguéis."
Jesús y sus seguidores vivieron de acuerdo a esta regla, pero no los impidió frustrar a los malos hombres cuando pudieron hacerlo, como Jesús lo hizocuando los judíos quisieron lanzarlo a su muerte desde la cima de una colina (Lucas 4:29,30), y como Pablo lo hizo proclamando su ciudadanía romana (Hechos 22:25).
También el creyente moderno, al igual que los seguidores de Jesús, debe vivir de acuerdo a esta regla de conducta. Si alguien le lanza una piedra o intenta usar un arma contra él, el creyente no cometerá error si toma una acción...
tracking img