Artilugios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (482 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Caminando por el minutero de laz dos de la mañana, Juan Carlos Cárdenas buscaba entre laz retorcidas i, amarillamente, mal alumbradas calles de la ciudad a aquel tipo con quien -por casualidad- sehabía encontrado una vez.

Aquella noche estuvo vagando, por entre los vendedores de comida, los mendigos i laz prostitutas que se apoderaban a esa hora de aquella parte de la ciudad en decadencia,hasta que vió en el enrejado del parque, escondido entre laz flores, la delgada i ojerosa figura, mirándolo por entre el cigarro de la boca, que humeaba komo una diminuta señal, un cigarro nisiquiera fumado sino puesto komo una marca, komo una señal; komo los ojos, entornados asta casi desaparecer, pero que el sabia, miradas a el, en una invitación solapada pero evidente

Subieroncalladamente laz escaleras; no se miraron ni se dijeron los nombres., sonrío tristemente al dependiente que les entrego laz llaves y, mientras el otro iba delante, entraron a la habitación.

El cuartoera pequeño, con marcas de pluma que anunciaban números telefónicos direcciones, edades i nombres, komo una grotesca agenda hecha a punta de arañazos. Se denudaron mirándose a los ojos, pausada ycasi ritualmente, colocaron la ropa sobre una mesa, y , siguiendo el sonido de sus pasos, se acostaron en la cama

Mientras sentía sus dedos rozándole los labios, rodeando su espalda, abrazándolosin tocarlo, como si tuviese miedo de quemarse, de que el solo contacto le iba a hacer daño, fue perdiéndose en esos pequeños roces, esos momentos en los que el daño era inevitable pero placentero,sus dedos fríos caminando por entre la columna se perdían i se volvían a encontrar.

Hasta que apoyo su rostro en el hombro, acaricio su hombro con la mejilla,
I lo bezo

I no pudo menosque dejarse llevar, que sentir ese bezo inocentemente cerrado, apoyadas apenas laz bocas, perdido entre la noche, entre el humo del cigarro, entre la duda i su respuesta; sintiéndose aquel engranaje...
tracking img