Avances

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2007 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
A mediados de los años cuarenta, la preocupación pública por la ciencia se centró, de manera bastante comprensible, en el campo de la física, que acababa de producir maravillas tecnológicas tales como la televisión, el radar, los proyectiles supersónicos y, desde luego, la bomba atómica.
Sin embargo, lejos de la atención de la gente y en una disciplina científica diferente, se preparabanacontecimientos igualmente trascendentales. En la ciudad de México, un reducido plantel de químicos y bioquímicos estudiaba un grupo de sustancias químicas denominadas hormonas esteroides, segregadas en cantidades mínimas por ciertas glándulas humanas. En menos de 15 años (hacia 1960) su labor daría como resultado la aparición de un simple comprimido farmacéutico que causaría un profundo impacto ennuestros valores morales, sociales y culturales, en el estado de la condición humana y en la calidad de vida del individuo.
Los esteroides propiamente dichos se conocían desde tiempo atrás. Estaban clasificados en dos grandes grupos: las hormonas sexuales, que controlaban el sistema reproductor de ambos sexos, y los andrenocorticosteroides, que regulaban el metabolismo orgánico. Existen hormonassexuales de tres tipos: androgenos (hormonas masculinas), estrogenos (hormonas femeninas) y progestinas. La progesterona u hormona de la gestación, es la progestina dominante.
Cuando los investigadores exploraban las propiedades de las hormonas se suscitaron apasionantes conjeturas: si la progesterona era necesaria para el embarazo ¿se podrían impedir los abortos habituales con inyecciones deprogesterona?, si los estrogenos eran necesarios para la regularidad del ciclo menstrual, ¿podrían dosis suplementarias detener los trastornos menstruales?, y si la fatídica enfermedad de Addison estaba provocada por una deficiencia de hormona adrenocortical, ¿podría salvarse a cuantos la padecen administrándoles un duplicado de la hormona natural producido en laboratorio?.
Con el tiempo todas estaspreguntas recibieron respuestas, y todas ellas fueron afirmativas. Sin embargo, la disponibilidad de hormonas para usos terapéuticos era limitada. Es extraía de la orina de yeguas preñadas, de testículos de toro y de los ovarios de hembras de cerdo. La síntesis era difícil y los precios elevados: un solo gramo se vendía en 100 dólares. Se iniciaba una ávida carrera para descubrir una fuente deesteroides abundantemente barata.
Uno de los comprometidos en esta búsqueda era Russell E. Marker, excéntrico genio al servicio de la Universidad Estatal de Pensilvania. Tras perfeccionar un método eficaz para convertir en progesterona ciertos derivados vegetales denominados sapogeninas, emprendió la búsqueda de una planta rica en esta sustancia, para lo que examinó 400 especies procedentes del sudoestede estados Unidos y de México. Al cabo de dos años abandono la universidad e instaló su laboratorio en un antiguo cobertizo de alfarero de la ciudad de México. En la jungla meridional del país encontró una especia de ñame silvestre, la "cabeza de negro", que cumplía los requisitos. En el transcurso de dos meses, Marker produjo 2,000 gramos de progesterona (volumen jamas conocido hasta entonces) ycreó una empresa mercantil llamada Syntex, S.a. Antes de dos años, Marker abandonó la empresa por desavenencia con sus socios, llevándose los secretos del proceso. Formó otra compañía en México, pero cada vez se mostraba más huraño, hasta que en 1949, desapareció totalmente del campo de la química orgánica. Entre tanto, Syntex había contratado a George Rosenkranz, químico formado en Suiza, quepronto descubrió el Método de Marker y en 1948, la empresa vendía todas las hormonas naturales consideradas entonces de valor médico.
En la primavera de 1949, dos científicos de la Clínica Mayo de Minnesota, Edward C. Kendall, y Philip S. Hench, formularon un sensacional anuncio: un esteroide, al que se denominó E-Kendall se conoció pronto en todo el mundo como la milagrosa cortisona.
La...
tracking img