Bibliocastas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La perdida de los conocimientos
Han pasado 75 años, y un monumento recuerda en el mismo centro de la plaza Bebelplatz, las consecuencias que siguieron a aquella quema de libros del diez de mayo de 1933. La escultura representa una estantería para libros completamente vacía, enterrada en la tierra de donde sobresale y cubierta por una campana de cristal. Justo delante de la escultura hay unaplaca en la que pueden leerse las siguientes palabras escritas en 1820 por uno de los poetas y pensadores más grandes que ha dado Alemania, el judío, alemán y europeo
Heinrich Heine: “Esto fue sólo un preludio. Donde se queman libros, también se quema gente".

Insisto, han pasado 75 años, y Europa y el mundo han seguido viendo como en los conflictos, en las guerras, en las persecuciones…, enaquellos momentos y lugares en los que no hay libertad y se persigue a las personas y a sus ideas, lo primero que desaparecen son las bibliotecas, son los libros nocivos por ser contrarios al poder imperante (recordemos el caso del bombardeo y destrucción de la biblioteca de Sarajevo durante la guerra de los Balcanes).

Vivamos atentos y preocupados. Donde desaparecen los libros, donde sólo haylibros que apuntalan unas ideas concretas, donde sólo se fomenta la publicación de unos determinados libros, donde hay libros (e idiomas, claro) perseguidos o sistemáticamente ninguneados o arrinconados desde el poder (y está ocurriendo en lugares muy, muy cercanos de esta habitación en la que escribo)…, allí se acabará persiguiendo a la gente. Es seguro.

"Allí donde se comienza quemandolibros,
se termina quemando hombres"
(Heinrich Heine)


por Fernando Ruffa en ANRED
Además del secuestro y la desaparición sistemática de los luchadores sociales y de la consolidación de las bases del plan económico de Martínez de Hoz, la última dictadura militar también llevó adelante una clara política de desaparición y sustitución de buena parte de la producción literaria de la época."Primero había una evaluación política del libro, y luego venía la censura, que era una herramienta de control político en manos del Estado. No había ninguna improvisación, ningún capricho. Sabían muy bien lo que hacían", cuenta el investigador Hernán Invernizzi.

Biblioclastas: genocidas culturales

El término genérico (y poco conocido) que se utiliza para denominar a los quemadores de libroses el de "biblioclastas", y los hubo a lo largo de toda la historia, en toda tiranía y dictadura que hubiera. Los bibloclastas eliminan la evidencia de una historia, un pasado, un pensamiento; y esto equivale a la eliminación, casi en efecto, de una población.

Generalmente, cuando se habla de la última dictadura militar se la asocia casi únicamente con la represión física y el plan sistemáticode desaparición y aniquilamiento ejercida por el gobierno militar sobre los luchadores del campo popular, y con la aplicación de las bases económicas que instalaron al neoliberalismo en Argentina.

Pero el autodenominado "Proceso de Reorganización Nacional" también tuvo entre sus objetivos la desaparición y quema de una gran cantidad de libros cuyos contenidos eran catalogados de "subversivos",llevando a cabo así otro tipo de genocidio: el genocidio cultural. Quizás porque sabían que, como dice León Gieco en su inolvidable "Hombres de Hierro", "hombres que avanzan se pueden matar / pero los pensamientos quedarán". Y los libros son herramientas fundamentales para transmitirlos, en su capacidad multiplicadora.

El gobierno militar destinó muchos recursos para la conformación de unaincreíble infraestructura destinada a esa tarea. "La censura y el control cultural no solamente estaban centralizados, sino que estaban muy claramente centralizados en el Ministerio del Interior, que fue el gran controlador de la cultura en la Argentina, donde funcionaba la Dirección Nacional de Publicaciones. Este edificio, que aún hoy está en la calle Moreno 711, en el cruce de Moreno y Diagonal,...
tracking img