Cada cosa en su lugar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2841 palabras )
  • Descarga(s) : 30
  • Publicado : 2 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CADA COSA EN SU LUGAR

Personajes:

-Matilde-30 años-carácter distraído
-Ruben de Mal Revés-40 años-ladrón
-Carmen-20 años-empleada de la boutique, coqueta
-La vecina-25 años-sorda
-El vendedor-30 años-tartamudo
-El portero-35 años-maricón

Lugar: una casa modesta. representa cocina y comedor. dos entradas, una de la cocina a la calle; otra del comedor a las habitaciones. un biombo ydivisión enmedio. todo en la casa en desorden, todo tirado, las cosas mas inverosímiles regalas por el suelo. se podría pensar que nadie recoge nada. el apartamento es pequeño.

ACTO UNICO

al abrirse el telón aparece Matilde en la cocina; mal peinada con crema en la cara, tubos en el cabello, con bata y chanclas. hecha en la licuadora dos huevos, agua y otras sustancias, a la vez que semueve algo en la cacerola y apaga otra que separa de la lumbre. El radio que es portátil en ese momento da la noticia. Locutor: ... y por ese motivo suplicamos a todas las personas de la ciudad tengan sumo cuidado, ya que va armado y puede ser peligroso. La policía repartida por diferentes puntos de la ciudad... (Matilde apaga el radio) Al momento entra Ruben de Mal Revés con pistola en mano,tropieza con una andadera, pero sigue caminando muy serio. Apunta a Matilde, la cual contestara siempre atendiendo a sus cosas y sin prestar atención a Ruben.)

Ruben:- ¡Arriba las manos!

Matilde:- Imposible señor. ¿no ve que si subo las manos se bajará el turrón?

R:- ¡Es una orden!

M:- No. es para cuatro ordenes, hoy viene a cenar el jefe de mi esposo con su esposa.

R:- Me refiero a quele acabo de dar una orden. ¡suba las manos!

M:- Bueno, al rato cuando me desocupe con mucho gusto lo haré.

R:- ¡Señora!... ¡Basta!... ¡soy Ruben de Mal Revés!

M:- Mucho gusto señor al revés. Me llamo Matilde. (Le extiende la mano. Totalmente atolondrado, con la pistola en ella Ruben la extiende también, ella recapacita, se limpia la mano en el delantal y lo saluda tomándolo por lapistola.) Ahora que ya nos conocemos ayudeme por favor, mi esposo dice que cada cosa en su lugar y cada lugar con sus cosas; y es muy cierto, por eso yo procuro ser siempre muy ordenada. Quite por favor la andadera de enmedio, alguien se puede tropezar.

R:- (la quita) Esta bien pero suba las manos. (se oye el llanto de un niño)

M:- ¡ay el niño! estas criaturas del señor despiertan cuando menosdeben; sigale moviendo aquí para que no se baje el turrón. (señala la pistola) deje eso por ahí. Cada cosa en su lugar, recuerdalo. (va a las habitaciones con una mamila en la mano. Ruben pone la pistola sobre la mesa y suspirando empieza a batir el turrón. Se oye una sirena de policía y se esconde tras el biombo sacando solo la cabeza, sin dejar de batir el turrón. La sirena se aleja. RegresaMatilde)

M:- Ya le he dejado la mamila bien colocadita sobre el palo de golf (Ruben la ve con extrañeza) Si, es como mejor se detiene... pero no se quede parado mirándome, ayudeme, (toma la pistola de la mesa y apunta hacia el movimiento la pistola reconviniéndole. Ruben sube las manos instintivamente) ¿Que hace esto aquí? ¡Cada cosa en su lugar! guarde esto en su funda. (suena el teléfono yMatilde corre de un lado para otro, con Ruben tras de ella, hasta que ve el teléfono en el suelo y lo contesta, Ruben la amenaza con la pistola, ella no le hace caso) ¡Hola querido!... no, no te preocupes todo va bien, si, la casa en orden... no, no envíes a nadie, aquí hay un señor que me esta ayudando... no, no creo que tenga prisa... (Ruben la hace señas de que si habla le ira mal pero ella no lehace caso y continua igual) Pues es un poco raro, pero parece buena gente... no, no se me ofrece nada... ¡Ah! traeme servilletas... si, ya se que me acabas de traer un paquete ayer, pero por equivocación las eche al buzón y... si, pero mientras encuentro la llave... gracias querido, y no te preocupes, cada cosa en su lugar te lo prometo. Adiós. (Ruben descansa, y vuelve a dejar en la mesa la...
tracking img