Caida de los horizontes unificadores de sentido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2265 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Caída de los horizontes unificadores de sentido

Índice:

Introducción…………………………………………………………....p.3-4

Desarrollo (La vorágine de la verdad)......................................... p.4 a 8

Conclusión (Escisión del sujeto moderno).....................................p.8-9

Bibliografía....................................................................................p.9-10

Caída delos horizontes unificadores de sentido

Introducción

Para deducir o comprender qué es lo que quiere decir un filósofo cuando utiliza el concepto de “Verdad”, es necesario ubicar dicho concepto dentro del contexto total del pensamiento del autor de que se trata y situar al autor en su contexto histórico.
Por consiguiente, recurriendo a una pléyade de autores y “héroes del pensamiento”, mepropongo invocar y exponer la cuestión de la Verdad como concepto transformado y transformador por y del ser humano a través de la historia, evitando hacer una mera “biografía” de esta, con la intención de incluir un esclarecimiento de este concepto abarcando las vicisitudes y mutaciones que han sido estructurantes en sus múltiples sentidos.
Partiendo del “paradigma de la certeza”, como ha llamadoel filósofo escoces Alasdair Mac Intyre a la ruptura epistemológica y conceptual que se vio nacer en Descartes, y llegando al escepticismo en la concepción de un Nietzsche que pone en tela de juicio la inflexible verdad asequible a través del método cartesiano, mi objetivo se vuelca a la tarea de indagar y profundizar la noción de veracidad tan polémica a la hora de analizar el hilo de lafilosofía moderna, utilizando también como soporte ciertos escritos de Kant, Foucault y Freud, entre otros.
Veremos cómo el hombre moderno, quien se asentaba sobre un discurso racional y se manejaba en base a una verdad absoluta, da lugar a un hombre diverso, capaz de ser autocrítico resignando la omnipotencia humana y siendo capaz de vivir en medio de una multiplicidad de verdades relativas a loscontextos del saber cultural.
De ésta manera, pondré en evidencia el proceso de desgarradura del yo que ha sido denominado “Deconstrucción del yo moderno”, haciendo hincapié en la transformación del pensamiento moderno occidental, en el cual pregonaba la idea de verdad como factible a través de la razón. Deconstrucción que Foucault resalta en la filosofía de Nietzsche cuando hace referencia a “Labúsqueda pura e interior de la verdad como invención de los filósofos”

La vorágine de la verdad
Desarrollo
A modo de sucinta introducción al pensamiento antiguo para enmarcar el pensamiento moderno, podemos, o más aún, debemos remitirnos a las concepciones Platonistas y Aristotélicas extraídas a su vez, del fundador de la metafísica occidental: Parmenides. Evocando dichos autores prácticamentecoetáneos, hacemos referencia a la verdad como realidad, como lo que permanece inmutable y perpetuo. Ésta representa a la idea, según Platón, y a la forma, según Aristóteles, que se haya oculta tras el velo de la apariencia y que hace alusión al “ser”. De ahí se desprende la división del mundo sensible y del mundo de las ideas que Platón plantea para dar cuenta de la cosmovisión eleata. Podemosasí citar al filosofo alemán Martin Heidegger en “Doctrina de la verdad según Platón”: “Mas de primeras y de ordinario no presiente el hombre que todo lo que pasa, natural y corrientemente, por ser a sus ojos “lo real”, lo está viendo, siempre y únicamente, a la luz de “ideas”. Para Platón, cada Idea es única, perpetua e inconmovible. Las realidades no son corpóreas ni tampoco pueden ser conocidaspor la percepción sensorial. Sólo pueden ser conocidas por la inteligencia o por intuición intelectual. La concepción recién caracterizada seguirá en vigencia siempre con pequeñas modificaciones o turbulencias, hasta después de casi dos milenios.
Descartes, dándole un viraje histórico a la cosmovisión dominante de esa época, postula, entre otras tantas cosas, lo siguiente: “Mi espíritu es un...
tracking img