Calidad de software

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1561 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
‘El Mundo’ en Orbyt: el problema no es la solución
por mmeida el 07/03/2010
en Vídeos,comunicación,internet
[pic]
El pasado miércoles tuve la oportunidad de asistir en directo a la presentación de El Mundo en Orbyt (disponible a partir de mañana), el nuevo producto de Unidad Editorial que, aunque en ningún momento se había ‘vendido’ como ‘revolución’, muchos -especialmente periodistas ybloggers- esperábamos con cierta expectación, pues todo hacía pensar que se trataba de un intento de respuesta más o menos definitiva al auténtico reto que afrontan las empresas de comunicación tradicionales en este siglo XXI: un modelo rentable de periodismo digital.

No descubro nada nuevo si digo que El Mundo en Orbyt (Orbyt, a secas, en adelante), no supone ningún hito ni para Internet ni para elperiodismo, el propio director de ‘El Mundo‘, Pedro J Ramírez, ya se encargó de disipar esa expectativa en el interesante discurso-presentación que ofreció a los asistentes al acto: “No hemos inventado la pólvora”. Y es que Orbyt no es más (ni menos) que una aplicación, un programa que agrupa las distintas publicaciones de papel de la empresa en una plataforma digital de acceso y uso restringido,que puede ser visitada desde cualquier dispositivo conocido (desde el ordenador de sobremesa al móvil, pasando por el inminente iPad) y, dicen, también desde los que nos quedan por conocer.
Orbyt es, en definitiva, un experimento más de los alquimistas del periodismo del nuevo milenio por hallar la piedra filosofal que perpetúe el modelo tradicional, la fuente de la vida eterna que garantice lapervivencia del periódico tal y como lo conocíamos antes de la llegada de Internet. Y eso tampoco es cosa mía: “Habrá vida [periódicos] después de la muerte [del papel]“, Pedro J dixit.
[pic]
¿Y lo han logrado? ¿Será Orbyt la tabla de salvación del periodismo tradicional? En mi opinión, no. Al menos en su planteamiento actual. Por una sencilla razón: la pervivencia del periodismo pasainexcusablemente por hacer suyos los valores y aportaciones de la Web 2.0, de los nuevos conceptos teórico-prácticos de la comunicación y de la sensibilidad del ‘lector’ de nuestros días. No basta con reeditar el formato de periodismo 1.0 en traje de seda, porque por mucha lentejuela 2.0 que se le quiera añadir, periodismo 1.0 se queda.
¿Y será rentable? Probablemente, sí, con matices. Orbyt extiende elmercado del papel a territorios a los que hasta ahora era imposible acceder o se accedía con muchas dificultades y escaso rédito, incorporando fundamentalmente nichos de ‘lectores’ hispanos en movilidad o de países hasta ahora inaccesibles. Pero no mucho más. Se trata de una rentabilidad directamente proporcional a su condición de periodismo tradicional, incapaz de atraer a nuevos ‘lectores’ másallá de los actuales sucriptores, profesionales que requieran de esta herramienta para su trabajo y los usuarios potenciales del papel con dificultades de acceso que ya hemos mencionado.
De hecho, todo parece indicar que Unidad Editorial comparte este análisis, o al menos lo toma en consideración: elmundo.es no se toca, en principio. Y eso supone un reconocimiento tácito de que, ni con Orbyt, elperiodismo tradicional las tiene todas consigo.
[pic]
Pero, ojo, Orbyt no es un mal producto. Diría que es incluso excelente para el cometido que se plantea. Es el periódico que me gustaría leer, si es que me gustase leer ya algún periódico 1.0: diseño impeclable, excelente esquema de navegación, atractivo, acceso a todas las noticias y en diversos formatos, vídeo, posibilidades básicas departicipación y personalización, interactividad, titulares en el correo, disponibilidad online, potente hemeroteca y motor de búsqueda, canal de ocio… Orbyt es un gran producto para el lector de diarios de papel.
Pero con grandes defectos, hoy por hoy, para aspirar a ser un producto online con recorrido: ausencia de enlaces externos, inexistencia de contenidos propios, falta de inmediatez, escaso...
tracking img