Caso dreyfus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1981 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 29 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El caso Dreyfus tuvo como origen un error judicial, sobre un trasfondo de espionaje y antisemitismo, en el que la víctima fue el capitán Alfred Dreyfus (1859-1935), de origen judío-alsaciano, y que durante doce años, de 1894 a 1906, conmocionó a la sociedad francesa de la época, marcando un hito en la historia del antisemitismo.
La revelación del escándalo en Yo acuso (_J'accuse_), un artículode Émile Zola en 1898 , provocó una sucesión de crisis políticas y sociales inéditas en Francia que en el momento de su apogeo en 1899, revelaron las fracturas profundas que subyacían en la Tercera República Francesa. Dividió profunda y duraderamente a los franceses en dos campos opuestos, los dreyfusards (partidarios de Dreyfus) y los antidreyfusards (opositores a Dreyfus). Reveló también laexistencia en la sociedad francesa de un núcleo de violento nacionalismo y antisemitismo difundido por una prensa sumamente influyente. El caso se convirtió en símbolo moderno y universal de la iniquidad en nombre de la razón de Estado.

¡No se puede cambiar lo que ya se ha juzgado! Inocente liberado o culpable condenado, inocente encarcelado o culpable en libertad...El acusado de un juicio nopuede ser juzgado dos veces, ni siquiera por los historiadores.
Y, sin embargo, es muy grande la tentación de romper el muro de silencio que la ley impone con razón. Nadie puede creerse un Clemenceau, el redactor jefe de "L´aurore" y dirigir una carta a Félix Faure, Presidente de la República, titulada con el famoso "Yo acuso". No, el lugar del historiador no es este. No está al lado de Zola. Noestá en su frase de "L´Asommoir": "Mi ardiente protesta no es más que el grito de mi alma. Que se atrevan a citarme en la Audiencia y que el sumario tenga lugar a plena luz"
El historiador y el cronista judicial ejercen un trabajo a posteriori, no deben manifestarse en el momento inicial.
Su tarea no consiste en ser sólo un hombre que piensa o que comunica un pensamiento. Consite ante todo en:
-ser un honesto hombre de memoria;
- explicar los hechos tal y cmo se conocen y no las hipótesis que uno desearía que fuesen;
- describir el desarrollo y los protagonistas del proceso o el sumario y la vista o las audiencias.
Consiste, en definitiva, en establecer una serena suerte crítica de los casos que han levantado pasiones.
Sabemos que en las salas de audiencias las cosas nunca pasancomo se habían previsto. Estas obras de presentación general de un hecho judicial nos permiten situarnos más cerca del hombre, de su inocencia o de su culpabilidad, de su drama y quién sabe sí de su redención.
Sabemos que todos somos iguales ante la ley... ¿quién será el próximo Dreyfus?
A finales de 1894, el Capitán del Ejército Francés Alfred Dreyfus, un ingeniero politécnico de origenjudío-alsaciano, fue acusado de haber entregado a los alemanes documentos secretos. Enjuiciado por un tribunal militar, fue condenado a prisión perpetua y desterrado en la Colonia penal de la Isla del Diablo situada a 11 km de la costa de la Guayana francesa (Sudamérica), por el delito de alta traición. En ese momento tanto la opinión pública como la clase política francesas adoptaron una posiciónabiertamente en contra de Dreyfus.
Convencida de la arbitrariedad de la condena, la familia del capitán, con su hermano Mathieu al frente, intentó probar su inocencia y para ello recurrieron a los servicios del periodista Bernard Lazare. Simultáneamente, el coronel Georges Picquart, jefe del servicio de contraespionaje comprobó, en marzo de 1896, que el verdadero traidor había sido el comandanteFerdinand Walsin Esterhazy. El Estado Mayor se negó sin embargo a reconsiderar su decisión y sacó a Picquart de Francia destinándolo al norte de África.
Con el fin de llamar la atención por la fragilidad de las pruebas) contra Dreyfus, su familia logró entrevistarse en julio de 1897 con el presidente del Senado Auguste Scheurer-Kestner. Tres meses después Scheurer-Kestner declaró que estaba...
tracking img