Conquista española (expediciones)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 10 (2259 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 3 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción:
Antes de la conquista de los españoles se dieron lugar varias expediciones, sin embargo la península tardaría algunos años para que éstos se asentaran definitivamente en el territorio.

1 Las primeras expediciones en las Costas Orientales de la Península de Yucatán, mencionando a los integrantes y actores principales.
El Primero de Marzo de 1517, en la expedición de FranciscoHernández de Córdoba y el piloto Antón de Alaminos descubren y Bautizan el Cabo Catoche. Las cosas marcharon bien para los expedicionarios en los primeros días del viaje pero cuando llegaron a las costas de Yucatán e intentaron establecer contacto con los mayas, pero éstos mostraron una actitud belicosa y mataron, en combate, a algunos españoles. Hernández de Córdoba no se dio por vencido y dioordenó seguir bordeando la costa hasta llegar a lo que hoy en día es Campeche; sin embargo, la situación empeoró pues cuando los naturales vieron desembarcar a los españoles, los atacaron ferozmente; la famosa derrota de Champotón, exactamente en un sitio que fue bautizado como “Bahía de mala pelea”. Muchos murieron y otros, entre los que se encontraba el capitán de la misión, quedaron heridosde gravedad. Después de este revés, la expedición inició el penoso regreso rumbo a Cuba con el fin de que fueran curados la mayoría de los soldados en un viaje que culminó en 1518. 
Aunque la partida no había sido económicamente rentable, tampoco fue un fracaso rotundo, pues quienes participaron en ella aseguraron que se habían topado con pueblos con un mayor desarrollo cultural respecto a losexistentes en el Caribe. La ambición de Velásquez se vio incrementada por considerar que a un mayor desarrollo correspondía una mayor acumulación de riquezas; por ello, organizó el 3 de Mayo de 1518, una segunda expedición a cargo de Don Juan de Grijalva sobrino del Gobernador de Cuba, Diego Velásquez, reconoce la costa oriental de la Península –entra a la bahía de la Ascención- pasa por ríoLagartos y el 25 de Mayo arriaba Campeche donde se libra un segundo combate entre europeos y mayas con mejor suerte que la primera batalla.
Al pasar por Campeche decidió seguir viajando rumbo al noroeste hasta que llegó a Tabasco. Ahí decidió avanzar tierra adentro siguiendo la gran desembocadura de un río. Los indígenas de la región eran más amigables que los mayas de la costa y, gracias a ello, losespañoles pudieron desembarcar varias veces e intercambiar cuentas de vidrio por metales preciosos. Se cuenta que en uno de estos desembarcos Grijalva recibió una comisión del emperador mexica Moctezuma II que le colmó de regalos lujosos. 
El 8 de Junio entran al caudaloso río que llevaría posteriormente el nombre de Grijalva, cerca d cuya desembocadura se halla en un pueblo de Potonchán. Másadelante descubrirían los ríos Quetzacoalcos y Papaloapan y el Islote de San Juan de Ulúa para volver de nuevo a Cuba.

Cuando la segunda expedición llegó a Cuba Juan de Grijalva llevaba un botín equivalente a 20 000 pesos y, lo que era más importante, las noticias sobre la existencia de un imperio —tierra adentro— inmensamente rico. El comentario bastó para que el gobernador de la isla comenzara aorganizar una nueva expedición.
A inicios de 1519 Diego de Velásquez ya tenía lista una nueva expedición, la tercera, que iba a estar al mando de Hernán Cortés, un capitán extremeño de 33 años con quince de experiencia militar en América. A pesar de la amistad que les unía, en silencio, Cortés no compartía la ambición desmedida del gobernador de la isla quien, según se ha dicho, llegó a pedirleal extremeño que conquistara los territorios indígenas, despojara a sus habitantes de todo el oro que tuvieran y que no poblara las nuevas tierras con españoles, siendo esta última petición contraria a los deseos y órdenes de la Corona española.

Con el transcurso de los días Cortés no pudo seguir simulando. En cuanto ocasión le era propicia, Velásquez hacía ver al extremeño que aunque fuera...
tracking img