Cuento moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (878 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La comida mas disgustan te, que salva vidas
En un restaurante llamado el “gula gula” situado en el norte de la ciudad de México, en la zona de satélite por los colosos, del lado derecho delperiférico se encuentra.
El restaurante “gula gula” siempre está lleno, ya que es un restaurante de 5 estrellas, a este restaurante van muchas personas importantes como políticos, famosos, millonarios, clarono se le niegan el acceso a nadie, mientras puedan pagar la cuenta.
El día de ayer en el restaurante “gula gula” paso algo incomprensible, llegaron personas muy malas al restaurante tenían unaspecto de bandidos pero como es política del restaurante no negarle el acceso a nadie los dejaron entrar, ya hay adentro en el restaurante los bandidos empezaron a hablar y decían los problemas que teníanpara realizar sus trabajos, claro había más personas y yo una simple persona que le gusta comer rico había ido a el restaurante y nada mas oía las platicas a mi alrededor, primero al pedir mi ordende entrada pedí una crema de champiñones, en ese momento oí a una señora situada en la parte de atrás quejarse de que sus esposo lo engañaba y su amiga le decía, entiéndelo tal vez solo trabajademasiado y no ve a otra mujer, yo no le puse mayor atención ya que pensaba en lo rico que mi crema de champiñones iba a estar, pero otra vez un señor empezó a exaltarse, porque no podía encontrar trabajo yen el ultimo que estuvo, lo despidieron por culpa de su esposa y eso se le hacía injusto, además de que ella lo estaban engañando con su antiguo jefe, lo bueno es que el mesero llego con mi orden decrema de champiñones y la empecé a degustar mi crema, creo que ha sido la mejor crema que eh comido en mi corta vida a los 18 inviernos pero bueno yo seguía comiendo, cuando los sujetos que yopensaba que eran bandidos o narcotraficantes empezaron a comer, me di cuenta que hablaban mas y se les salía la comida de la boca y nada mas decían: ¡no, es que tenemos que encontrar a el niño!, yo...
tracking img