David

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5172 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 31 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Segunda de Samuel es realmente una continuación de Primera de Samuel (en la Biblia hebrea no están divididos y este es el primer libro de los reyes) y todo el libro gira alrededor de un hombre: David. El libro se divide en cuatro partes sencillas. Del capítulo 1 al 5 examinan el camino del dominio. David comenzó su reinado siendo solo rey de la tribu de Judá y transcurrieron siete años más antesde que fuese coronado rey de las doce tribus de Judá y de Israel. La sección que abarca del capítulo 6 al 10 destaca la adoración y la victoria, cosas que también están unidas en la vida cristiana. En los capítulos 11 al 20 encontramos el relato del fracaso de David y el perdón de Dios y sus resultados en su vida. La sección final abarca un apéndice en el que se enfatizan algunas importanteslecciones que aprendió el rey David durante el curso de su reinado. Hay dos maneras de considerar la historia de David. Podemos considerarle como una imagen de Jesucristo y es perfectamente apropiado hacerlo porque el mismo Señor Jesús usó esta analogía. David no fue solo el precursor y el antepasado, según la carne, del Señor Jesús, sino que fue además en su reino una imagen de Jesucristo en elmilenio. David tuvo que pasar por un tiempo durante el cual se vio rechazado, perseguido, acosado y atormentado, pero durante el tiempo que vivió en el exilio, reunió hombres a su alrededor, que se convirtieron en sus dirigentes, sus comandantes y sus generales cuando se convirtió en rey sobre toda la tierra. De este modo, David se convirtió en una imagen de Cristo en su actual rechazo, siendo olvidadopor el mundo, reuniendo en secreto a aquellos que habrían de convertirse en sus comandantes, sus generales, sus capitanes cuando viene a reinar con poder y gloria sobre la tierra. Cristo vendrá para establecer su reino, a gobernar y reinar en justicia, como nos dicen las Escrituras, y David es también una imagen de ello. Al desarrollar Dios esto y hacer que tenga lugar en el escenario del mundoactual Dios va a hacer que Cristo ocupe por fin su trono, desde el cual reinará con justicia.
David no es solo la imagen de Cristo, es también una imagen de cada uno de los creyentes en particular. Solamente leyendo el libro desde este punto de vista cobra vida y su verdad brilla ante nosotros. Si leemos estos libros del Antiguo Testamento como si fuesen espejos, siempre nos veremos a nosotrosmismos reflejados en ellos. Los psicólogos nos dicen que siempre estamos presentes en nuestros sueños, sin importar de lo que se trate el sueño: somos el objeto central. Puede que adopte usted la forma de un asno, de una vaca o de cualquier objeto, pero sea cual sea el tema del sueño, siempre ocupamos el lugar central de nuestros sueños. Lo sorprendente acerca de las Escrituras es que también ocupamosel lugar central en ellas. "Estas cosas fueron escritas nos dice Pablo "para nuestra instrucción (1ª Cor. 10:11), a fin de que podamos entendernos a nosotros mismos al ver los acontecimientos que se van resolviendo en las vidas de estos personajes en las páginas de las Escrituras.
Para nosotros el relato de David es una imagen de lo que sucede en la vida del cristiano cuando se la entrega aDios, un lugar de dominio y de reinado. A todo cristiano se le ofrece un reino, de la misma manera que le fue ofrecido a David. Ese reino es el reino de su propio vida y es exactamente igual que el reino de Israel, que tiene enemigos que la amenazan desde el exterior, pero también hay enemigos en su interior que quieren minarla. Los reyes de Israel no consiguieron nunca librarse de los filisteos, delos amonitas, de los jebusitas, de los perizitas y otros "itas de aquellos días, que son una imagen de los enemigos internos que amenazan con minar y derrocar el dominio que Dios desea que tengamos mientras aprendemos a reinar en la vida por medio de Jesucristo. ¿Cuáles son los enemigos en su caso? Sin duda, no los llamará usted jebusitas ni perizitas, sino que los llama celos, envidia, lujuria,...
tracking img