Del iluminismo al positivismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6712 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Del Iluminismo al Positivismo. Esbozos

La segunda mitad del siglo xviii en América Latina llevó la impronta del reformismo electivo que significó un gran paso de avance y renovación frente a la tradición escolástica imperante. En el plano político también dominaban las ideas reformistas que buscaban un acomodo de cierta autonomía con la Metrópoli.
Pero para los primeros años del nuevosiglo las condiciones habrían de cambiar en las colonias, produciendo una modificación sustancial de mentalidad, y pronto el moderado espíritu reformista y electivo, tanto en filosofía como en política, resultaría obsoleto ante las nuevas realidades.

Iluminismo, Enciclopedia e Ideología
Ya a partir de fines del siglo xviii y principios del xix la situación fue otra, y una gran parte de loscriollos de muy diversas clases y estratos sociales comenzaron a modificar su actitud hacia la metrópoli y a radicalizar sus posiciones filosóficas y políticas. Fue así que se gestaron primero, y se desarrollaron después, los movimientos y las guerras de independencia contra la dominación colonial.
Este período del devenir de las ideas abarca desde muy finales del siglo xviii hasta el primer terciodel xix inclusive. Se caracterizó, en lo fundamental, por el predominio de las ideas del iluminismo, la enciclopedia y el sensualismo, este último sobre todo en su expresión de la Ideología. Hay en él una clara reafirmación de la influencia de la Ilustración que ya se había manifestado entre algunos pensadores que actuaron en el período anterior del reformismo electivo (Espejo, Baquíjano,Belgrano, etcétera).
Para entonces, el poder colonial se había convertido en una verdadera traba para el avance de las colonias que dañaba los intereses de la mayoría de los criollos incluyendo sus capas más ricas y poderosas. Así, cuando en 1808 España sufrió duros golpes en las guerras contra Napoleón, sus colonias en América aprovecharon la ocasión para iniciar los movimientos independentistas.Causas exteriores también coadyuvaron, como fueron las influencias del ejemplo de la liberación de las Trece Colonias Norteamericanas, la Revolución francesa y el aliento que prodigaba Inglaterra, interesada como estaba en los amplios mercados de este lado del Atlántico.
La lucha fue una guerra entre el poder colonial y su metrópoli; en esas circunstancias las inevitables desavenenciasinternas en el campo independentista pasan, en general, a un plano secundario y los diversos factores que participan en la lucha se presentan como una unidad frente al poder colonial que constituía el enemigo común. Esta situación tuvo su reflejo en el plano de las ideas en el sentido que entre el conjunto de tendencias emancipadoras se mostraron diversos grados de radicalidad ideológica en el terrenoeconómico, político y social; la imagen de la nueva sociedad que se quería no era, en verdad, idéntica para todos.
Con anterioridad, a finales del siglo xviii, se produjeron una serie de acciones ideológicas, algunas verdaderas rebeliones, que pueden ser consideradas como precursores o antecedentes (según los casos) del independentismo con variadas connotaciones ideológicas y sociales. Algunosde los casos más sobresalientes fueron la rebelión indígena liderada por Tupac Amaru en 1770 en el Alto Perú, los trajines conspirativos de la Infidencia Minera en Brasil en 1889 y las acciones de Miranda en Venezuela. El sentimiento separatista estuvo expresado, asimismo, en muchos de los jesuitas como el grupo de los moderados eclécticos mexicanos y el muy singular padre Viscardo, jesuitatambién, a quien debemos la anticipadora Carta a los Españoles Americanos.
Visto en su globalidad, este período mostró una clara radicalización filosófica en correspondencia con los tiempos revolucionarios que se vivían. El debate ya no tenía lugar dentro de la escolástica como hasta entonces, sino diáfanamente frente a ella; en esas circunstancias, el espíritu de electismo ponderado tenía que...
tracking img