Delitos en el acceso a bienes y servicios:

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1249 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES CONDENADAS

Sumados a las consideraciones anteriores, la violación de los derechos humanos de las mujeres condenadas es aún más dolorosa.
En efecto, los problemas derivados del abandono de sus maridos o compañeros, la privación de sus hijos, la atención médica insuficiente e inadecuada, la precariedad de los establecimientos penitenciarios y laausencia de visión de género en su construcción y diseño, se suman o agravan otras particularidades que hacen aún más aflictivo su paso por la prisión.
Un elemento clave en la llamada reinserción social es la pérdida de contacto con su familia y su entorno familiar. A la precariedad del régimen de visitas se suma la prohibición de la visita íntima. Son escasos en Latinoamérica losestablecimientos carcelarios en donde se permite este tipo de visita familiar, y si existe es muy restringido. Y no es porque los reglamentos carcelarios lo prohíban, sino que no hay intención alguna para que puedan llevarse a cabo sin problemas.
Los argumentos para obstaculizar las visitas conyugales son ridículos, entre ellos está la preocupación de que queden encintas. Se olvidan los hombres que handeterminado la privación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres que también existen métodos preventivos para ellos. En el caso de que estas visitas estén permitidas, son las mujeres las que deben utilizar métodos anticonceptivos, lo que refleja una vez más que las mujeres, por tener una supuesta incapacidad, necesitan la tutela y dirección de las autoridades carcelarias.
Esta castidadobligatoria propicia el lesbianismo en las reclusas, una conducta que es calificada de irregular y motivo por el cual son aisladas del resto de la población penal o castigadas con medidas disciplinarias.
En los establecimientos donde existe este tipo de contacto íntimo se imponen requisitos más exigentes que los establecidos para los varones en prisión. Las reclusas son conminadas a acreditar sucondición de casadas o, en el mejor de los casos, justificar uniones duraderas
Superiores superiores a dos años de convivencia. Por el contrario, en muchas cárceles de hombres incluso se admiten prostitutas.
La discriminación respecto de esta situación permisiva de los reclusos hombres revela una concepción de la sexualidad como una necesidad o un atributo masculino, en tanto que la mujer esdefinida solamente en cuanto a su identidad como madre o hija.
En cuanto al problema de los hijos menores de las reclusas, ésta es una situación que las marca dolorosamente dentro y fuera de la prisión. Las entrevistas y conversaciones con estas mujeres están teñidas por el desconsuelo que les causan la desprotección y el abandono en que quedan sus hijos menores.
Como todavía hay establecimientoscarcelarios donde se les permite a las reclusas mantener con ellas a sus hijos menores, debe analizarse el problema desde dos puntos de vista.
Autorizar que los hijos y las hijas menores de edad, hasta los cuatro años, permanezcan con sus madres hace más llevadera la vida en prisión, pues no sienten la angustia de saber que ellos están abandonados, pero también puede tener efectos negativos en losmenores, por mucho amor maternal que reciban. Si el menor permanece en la cárcel con su madre está tan preso como ella, y se está criando en un ambiente violento y opresor. Para la madre, a su vez, puede significar una limitación, de hecho lo es, en el acceso a otros derechos como la educación, el trabajo y las actividades recreativas, como también una separación del resto de las reclusas, pudiendoesto constituir motivo de desórdenes y peleas. También significa la aplicación de un mecanismo social muy fuerte en contra de estas madres.
En efecto, muchas reclusas se ven obligadas a mantener una actitud sumisa para poder ejercer el derecho de mantener a los hijos junto a ellas. Muchas de las conductas asociadas a la calificación de “mala madre” por parte de las autoridades carcelarias son...
tracking img