Desde trento hasta el movimiento liturgico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2011 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 11 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. Contexto general
La reforma protestante tiene dos vertientes de explicación. Por una parte, puede verse como la respuesta revolucionaria a no haberse hecho la reforma interna de la iglesia en los siglos XIV y XV, o al menos no haberse hecho suficientemente a tiempo. Pero otra perspectiva: aparece unida con los grandes acontecimientos que tuvieron lugar alrededor del año 1500, como eldescubrimiento de América, la invención de la imprenta, etc.
La reforma fue un acontecimiento social extraordinariamente complejo, en sí mismo y en su infraestructura; no solo se renovó lo espiritual, sino también un fenómeno político y económico; en su entramada global; fue una disolución de los presupuestos fundamentales de la edad media.
El objetivo principal de los esfuerzos del concilio de Trentoestaba dictado de antemano por la situación misma de la iglesia, que mostraba dos frentes fundamentales: los problemas internos de extraordinaria gravedad, por una parte, y la innovación protestante, por otra.
El concilio decidió tratar simultáneamente tanto el campo de la reforma interna, como las cuestiones dogmáticas puestas en discusión por los protestantes. Trento asumió como objetivofundamental la tarea de discernir la verdad católica de la doctrina no católica, respecto a las fuentes de la fe, al proceso salvífico, y a la concepción espiritualista y subjetivista de la iglesia. Trento realizo una serie de programas para la ejecución de una reforma intraeclesial, intentando depurar el sistema de beneficios, crear un nuevo clero por medio de seminarios, y resucitar la imagen delobispo pastor. Desde ambos flancos, doctrinal y práctico, el tema de los sacramentos y de la liturgia tuvo un lugar relevante en los trabajos del concilio, como es bien sabido.
El siglo XVII es el siglo del barroco. La conciencia católica renovada y reforzada por el concilio tridentino, anima esta expresión artística peculiar, que ha sido denominada como «arte de la contrarreforma». Lo grandioso,el sentimiento exaltado, la «furia heroica» caracterizan al barroco.
Hacia finales de este siglo, se advierte una especie de crisis en la conciencia europea, que abre sus puertas al siglo del Iluminismo. El espíritu del siglo XVIII confía en la ciencia, como poder en manos del hombre para dominar la naturaleza y para organizar su propio futuro y conquistar el bienestar y la felicidad.
En elsiglo XIX, la iglesia se encuentra ante una cultura en buena parte arreligiosa y antieclesiástica, una cultura no cristiana que se ha ido independizando de ella progresivamente, en especial de la Ilustración y la Revolución francesa.
El siglo XIX aparece como una época cansada, incapaz de resolver sus problemas con criterio propio, recurriendo a modelos anteriores, es una época de imitaciones, delos estilos neo en el arte, sobre todo en la arquitectura.
La iglesia, en su nivel institucional, no muestra ya esa fuerza de asimilación crítica y creadora que ha tenido en épocas anteriores. El resultado fue el cisma entre la iglesia y el mundo moderno, la apostasía de la clase trabajadora, y el distanciamiento entre las esferas jerárquicas y los creyentes más presentes en el mundo de laciencia, del trabajo y la cultura. Esperaremos el Concilio Vaticano II.
2. Líneas de evolución litúrgica
a) Los reformadores y el culto
Los primeros escritos de Lutero están llenos de preocupación pastoral en razón de los abusos de su tiempo, pero se mantienen en la perspectiva de la tradición. Son sus compañeros Karlstadt y Zwilling los primeros en organizar una «misa evangélica», abolir lasmisas privadas, y prohibir la adoración al santísimo sacramento. Lutero protesta enérgicamente contra las innovaciones de Karlstadt y sus compañeros. Las consecuencias prácticas de sus propios principios teóricos, estaban: la desestimación bajo influjo del nominalismo, del valor del signo y de la imagen; el respeto por las conciencias más débiles; el aprecio como humanista y pedagogo de los valores...
tracking img