Deteccion de mentiras prof. rogelio young

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 106 (26456 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD METROPOLITANA DE EDUCACION CIENCIAY TENCOLOGIA UMECIT
Excelencia en el entrenamiento de Profesionales Comprometidos con el desarrollo de la humanidad

MANUAL BASICO

NOCIONES SOBRE LA DETECCIÓN DE MENTIRAS
UNA HERRAMIENTA PARA EL PERSONAL PROFESIONAL CRIMINALISTA

Psic. Rogelio A. Young V. MBA Mgter. Administración de Empresas Especialista en Recursos Humanos PoligrafistaProfesional

1

CONTENIDO
1- Conceptos Filosóficos de la búsqueda de la Verdad 2- Tipos de verdad 3- El engaño o la Mentira como una actividad humana 4- Tipos de mentira 5- Cerebro Análisis de Información y mentira 6- Implicaciones de la mentira 7- Estrategias de detección de mentiras: 8- Entrevista cognitiva 9- Credibilidad del testimonio 10- Indicadores conductuales de la mentira: microexpresiones, Lenguaje verbal y no Verbal 10.1. Acerca de la voz 10.2. No hay indicios seguros 10.3. La mentira y el sistema nevioso autónomo 10.4. Más indicios sobre el acto de mentir 10.5. Mentiras y expresiones faciales 10.6. El error de Otelo 11- La Poligrafía y sus estrategias de detección de mentiras.
Reflexiones de Paul Ekman Cuadro 1 Cuadro 2 Cuadro 3 Cuadro 4

2

1- Conceptos Filosóficosde la búsqueda de la Verdad
NOCIONES SOBRE LA DETECION DE MENTIRAS Basado en las Investigaciones de Paul Ekman; especialista de renombre mundial INTRODUCCIÓN “Cuando la situación semeja ser exactamente tal como se nos aparece, la alternativa más probable es que sea una farsa total; cuando la farsa es excesivamente evidente, la posibilidad más probable es que no haya nada de farsa.” Erving Goffman,Strategic Interaction. “Si la falsedad, como la verdad, tuviese un solo rostro, estaríamos mejor, ya que podríamos considerar cierto lo opuesto de lo que dijo el mentiroso. Pero lo contrario a la verdad tiene mil formas y un campo ilimitado.” Montaigne, Ensayos. ¿Pueden las personas controlar todos los mensajes que transmiten, incluso cuando están muy perturbadas, o es que su conducta no verbaldelatará lo que esconden las palabras? El objetivo de este escrito y estudio básico sobre la detecció de mentiras no ha sido dirigirme sólo a quienes se ven envueltos en mentiras mortales. Hemos llegado al convencimiento de que el examen de las motivaciones y circunstancias que llevan a la gente a mentir o a decir la verdad puede contri buir a la comprensión de muchas relaciones humanas. Pocas deéstas no entrañan algún engaño, o al menos la posibilidad de un engaño. Los padres les mienten a sus hijos con respecto a la vida sexual para evitarles saber cosas que, en opinión de aquéllos, los chicos no están preparados para saber; y sus hijos, cuando llegan a la adolescencia, les ocultan sus aventuras sexuales porque sus padres no las comprenderían. Van y vienen mentiras entre amigos (nisiquiera su mejor amigo le contaría a usted ciertas cosas), entre profesores y alumnos, entre médicos y pacientes, entre marido y mujer, entre testigos y jueces, entre abogados y clientes, entre vendedores y compradores. Mentir es una característica tan central de la vida que una mejor comprensión de ella resulta pertinente para casi todos los asuntos humanos. A algunos este aserto los hará estremecersede indignación, porque entienden que la mentira es siempre algo censurable. No comparto esa opinión. Proclamar que nadie debe mentir nunca en una relación sería caer en un simplismo exagerado; tampoco recomiendo que se desenmascaren todas las mentiras. La periodista Ann Landers está en lo cierto cuando dice, en su columna de consejos para los lectores, que la verdad puede utilizarse como unacachiporra y causar con ella un dolor cruel. También las mentiras pueden ser crueles, pero no todas lo son. Algunas —muchas menos de lo que sostienen los mentirosos— son altruistas. Hay relaciones sociales que se siguen disfrutando gracias a que preservan determinados mitos. Sin embargo, ningún mentiroso debería dar por sentado que su víctima quiere ser engañada, y ningún descubridor de mentiras...
tracking img