Dictados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (550 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DICTADOS

Empece a escribir con la ayuda de mi abuelo, cuya memoria permanecio intacta hasta el ultimo instante de sus noventa años. De su puño y letra escribio varias paginas y cuando consideroque lo habia dicho todo, se acosto en la cama de Clara. Yo me sente a su lado a esperar con el y la muerte no tardo en llegarle apaciblemente, sorprendiendolo en el sueño. Tal vez soñaba que era sumujer quien le acariciaba la mano y lo besaba en la frente, porque en los ultimos dias ella no lo abandono ni un instante, lo seguia por la casa, lo espiaba por encima del hombro cuando leia en labiblioteca y se acostaba con el en la noche[…].

Mi padre es un pastelero de primera, se llama Jacinto y vive en un pueblo de la sierra de Madrid denominado Manzanares del Real.
Un buen día, le estabaayudando yo en su tarea porque la ocasión así lo requería. Íbamos a celebrar un acontecimiento muy señalado para mí. ¡Era mi cumpleaños! Y mi padre se disponía a complacerme con una obra de arte, de lasque él solía hacer para compartir con mis amigos.
Yo me coloqué el delantal, batí los huevos, espolvoreé la harina, pesé el azúcar y esperé ansioso el milagro del horno, observando cómo esponjaba.Cuando me di cuenta, mis dos hermanos Luis y Amanda estaban rodeándome, así que decidí aprovechar la oportunidad para ofrecerles mis explicaciones. Sentí en mi interior un cosquilleo desconocido. Sabíaque estaba impartiendo mi primera clase de cocina.

¡Qué barbaridad! ¡Qué magia! ¡Cómo aumentaba el volumen de aquella masa que yo había removido con mis propias manos! ¿Cuánto os parece que puedepesar? ¡No me lo podía creer! Tan sólo dos kilos. Y allí había para tomar, dar y regalar. No obstante, faltaban algunas cosas y nos dispusimos a hacerlas: humedecer el bizcocho, hervir la leche parapreparar el relleno, elegir las frutas que embellecerían la superficie, y ¡cómo no!, recibir los consejos del maestro de verdad que era mi padre.
Cuando la tarta estuvo terminada, parecía la paleta...
tracking img