Discurso del 25 de mayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1120 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DISCURSO DEL 11 DE MAYO
En nuestro país, toda persona conoce el nombre de Fray Mamerto Esquiú , sabe que fue el orador de la Constitución y que tuvo una actuación importante en la historia Nacional .
Miembro de la familia fundada por María de las Nieves y Santiago Esquiú, ambos de la orden Franciscana. Por especial gracia de Dios al nacer enfermo, el 11 de MAYO de 1826, fue bautizado deurgencia. Una promesa de su madre a San Francisco de Asís pidiendo por su salud, desde los cinco años, vistió con el hábito de Asís. Esto le exigió conducta religiosa en todo lugar: casa, colegio, vecindario, ante gente grande y niños. Por pedido de él a sus padres no abandono jamás este traje hasta su muerte.
Habiéndose recibido en sacerdocio comienza un intenso apostolado hacia laComunidad Nacional y Provincial participando en la difícil tarea de la organización como Nación libre y soberana.
Desde el famoso sermón sobre la Constitución Nacional reclama una organización según el corazón de Dios, el gran ordenador del universo de la santa religión católica, primera raíz de nuestra cultura argentina. Por la necesidad de elaborar la Constitución Provincial, junto a otroseclesiásticos, participa decididamente como constituyente. Determinante fue su actuación por lo que luego continuara por tres periodos como diputado. Siendo así Modelo de Apóstol Social.
Mamerto fue un hombre muy humilde y sencillo, a pesar de sus condiciones intelectuales, el grado de la jerarquía alcanzado y el efecto y admiración que despertaba en la gente. Luchó fuertemente contra toda tentaciónde orgullo. Rehuyó a todo los honores, supo compartir los dones que de Dios había recibido y se dio enteramente a la responsabilidad de pastor que la Iglesia le supo encomendar. Para nosotros en especial los bautizados en esta Nación la imagen de Esquiú nos llena de admiración, agradecimiento y estímulo. Admiración, por su modo de vivir en el Evangelio y la imitación de Cristo en el quehacer detodos los días, nos lleva a agradecer a Dios por darnos personas como Fray Mamerto Esquiú, consagradas de corazón al servicio de los demás y por último nos estimula en el camino de la vida, pues la perseverancia en el buen obrar y en la entrega, puede ser patrimonio de todo peregrino en el tiempo que, sinceramente, se comprometa con lo que Dios espera de él.
En la Argentina, cuando alguien habladel padre Esquiú, inevitablemente se refiere a él como al mejor orador que hubo entre nosotros.
Todos los críticos literarios, sin distinción de credos religiosos o de ideologías políticas, lo ponderan como tal, y en todos los textos de Historia y de la Literatura Argentina se lo estudia, elogiándolo.
Mamerto, según se desprende de varias cartas y de algunas conversaciones que mantuvo,conocía la proximidad de su muerte. En una carta que le escribió a su íntimo amigo José F Segura; decía: Yo camino a grandes pasos hacia la muerte. Él estaba muy enfermo. Al encontrarse en la Provincia de La Rioja debió ser atendido por los médicos, le dieron medicinas, que accedió a tomarlas solo para complacer a sus acompañantes, pero diciéndoles: Yo no tengo fe sino en Dios. A su regreso y yaen la provincia que lo vio nacer, la mensajería llegaba a la posta del Pozo del Zuncho ( hoy estación Esquiú ) donde esperaba al Obispo mucha gente. El secretario, ayudado por otras personas, lo bajó y lo puso en cama en un humilde catre de tientos de cuero, en un pobre rancho del lugar. Allí en aquella soledad y rodeado de gentes sencillas y pobres de ese rincón olvidado de Catamarca, entrego sualma al Señor.
También un día como hoy, pero en el año 1813, la Asamblea General Constituyente aprobó como Marcha Patriótica a lo que hoy conocemos como Himno Nacional Argentino.
En 1812 se presenta en La Casa de la Comedia de Buenos Aires, la obra teatral ¨25 de Mayo¨, de Blas Parera, referida a la Revolución de Mayo de 1810. Uno de los espectadores, el señor Vicente López y Planes...
tracking img