El arte de la trompeta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2045 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antes del siglo XVII la trompeta era exclusivamente un instrumento marcial. Al servicio de altos personajes y cabezas coronadas, sus señales dirigían el curso de las batallas. Durante los raros momentos de paz, se asociaba con la pompa y la ceremonia. No se aceptó en la música culta en conjunción con otros instrumentos más suaves hasta que sus maestros aprendieron a producir sonidos dulces. Estosucedió en diferentes centros en momentos diferentes. En Italia, en la corte del Gran Duque de Toscana, fue el virtuoso Girolamo Fantini quien, hacia 1630, hacía que „damas y caballeros languidecieran de alegría, con su talento marcial puesto al servicio del amor". Cuando sus seguidores dominaron el arte de tocar la trompeta suavemente, los compositores italianos alumbraron un gran número de obrasvaliosas que incluían a este noble instrumento en solos con acompañamiento orquestal. En 1665, con las tres sonatas para trompeta y cuerda del compositor boloñés Maurizio Cazzati, había pasado a formar parte del repertorio eclesiástico y a partir de 1672, cuando el compositor veneciano Antonio Sartorio empezó a incluir la trompeta en sus partituras, el instrumento pasó a ser rápidamente aceptadotambién en los teatros de ópera. Quizás el empleo más sofisticado de la trompeta y una prueba inequívoca de su mayoría de edad artística fue como rival de un cantante, generalmente una soprano. Imitar la voz humana era el ideal más alto de la música instrumental. Rivalizar con la voz en iguales términos constituía una prueba innegable de madurez.

Las obras incluidas en la presente grabaciónejemplifican la posición histórica de la trompeta en Italia a finales del siglo XVII y en el siglo XVIII, así como su asociación con la voz humana.

Antonio Vivaldi, conocido como el „cura pelirrojo", fue el compositor más influyente de su generación. Fue redescubierto en el siglo XX, en gran medida a través de sus numerosos conciertos, algunos de los cuales fueron transcritos para teclado por J.S. Bach. Fue además el prolífico compositor de unas cincuenta óperas. Su primer empleo oficial, inicialmente de 1703 a 1709, fue como profesor de violín del Ospedale della Pietà, uno de los cuatro hospicios venecianos para chicas indigentes. Las chicas que mostraban aptitudes recibían una completa formación musical. Sus interpretaciones eran tan extraordinarias que la iglesia de la Pietà erafrecuentada por la nobleza y por visitantes extranjeros. La posición de Vivaldi se renovó en 1711, un año en el que adquirió una fama internacional sin precedentes gracias a la publicación en Amsterdam de su L’Estro armonico, Op. 3, una colección de doce conciertos para uno, dos y cuatro violines. En 1716 obtuvo una mayor responsabilidad como maestro de' concerti.

¿Fue la Pietà el destino delconcierto para dos trompetas de Vivaldi? Su virtuosismo hace que resulte difícil creer que fuera compuesto para niñas huérfanas y no para trompetistas adultos con una destreza profesional altamente desarrollada. Como ha señalado Detlef Altenburg, está más desarrollado que cualesquiera obras anteriores de su clase para dos tormpetas: la tesitura de las dos partes solistas es casi idéntica, y se espera queambos lleguen al do’’ agudo; y su forma exhibe una gran madurez, con un astuto equilibrio entre los ritornelli orquestales y las vivaces peroratas de los solistas. Es posible que Vivaldi recibiera algún tipo de ayuda en la finalización de esta obra, ya que el manuscrito autógrafo muestra que el extenso ritornello orquestal semejante a un molinillo de los compases 58-80 del tercer movimiento fueescrito por un copista diferente. Imagino que el compositor dejó estos compases en blanco y pasó el papel pautado a un estudiante de composición, quizás una de las chicas del Ospedale della Pietà, diciéndole que pasara de Sol mayor a La menor en 22 compases.

El aria virtuosística para soprano, cuerda y continuo Agitata da due venti, de Vivaldi, está tomada de la segunda escena del segundo acto...
tracking img