El debate de los nuevos keynesianos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3034 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MACROECONOMÍA

EL DEBATE ENTRE LOS “NUEVOS CLÁSICOS” Y LOS “NUEVOS KEYNESIANOS

INTRODUCCIÓN.
EL DEBATE ENTRE LAS ESCUELAS MACROECONÓMICAS Y SU ENTORNO HISTÓRICO.
Algunos autores (Blinder, por ejemplo) explican el desarrollo de la teoría macroeconómica desde los ‘30s como un proceso Kuhniano de progreso científico. Kuhn, en “The Structure of Scientific Revolutions”, describe que elprogreso en las ciencias normales requiere un cierto acuerdo bajo una estructura teórica o “paradigma”, con el que los investigadores trabajan para resolver rompecabezas. El escenario para un cambio de paradigma está dado cuando las anomalías son descubiertas y documentadas. Luego de un periodo de turbulencia y extensivos cuestionamientos de los viejos supuestos, una nueva teoría emerge que puedeexplicar no sólo las anomalías sino también los fenómenos que estaban explicados por la antigua teoría.
Otros autores creen que, en cierto modo, es más útil observar el desarrollo macroeconómico como un proceso Lakatosiano, en cuál distintos Programas Científicos de Investigación (PCI) están luchando conjunta y constantemente por tratar de aumentar su reputación científica.
Una tercera rama deautores – tales como Klamer – están convencidos que por lo que realmente luchan los economistas no es por lograr explicar la mayor parte de fenómenos posibles, sino únicamente por convencer a sus pares. Citando a Klamer, la economía deja de ser una ciencia, para convertirse en el “arte de la persuasión”.

En cierto modo, la revolución surgida luego de la publicación del la Teoría General de Keynesen 1936 puede ser interpretado como un cambio de paradigma al mejor estilo de Khun. Blinder señala que el “reinado” del keynesianismo duró aproximadamente 35 años. Davidson – por el contrario – hace una separación entre la creencia de que el Keynesianismo dominaba la teoría económica luego de Keynes y el hecho de que la formación que recibían los economistas en esa época seguía siendoprofundamente neoclásica. Esto dio lugar a que, cuando el keynesianismo pareció “debilitado” en los ‘70, por no poder solucionar el fenómeno de estanflación (altas tasas de desempleo junto con inflación creciente), se volviera de cierto modo al paradigma anterior (el neoclásico) algo modificado, en su versión monetarista, que puso en primera plana la necesidad de resucitar la Teoría Cuantitativa delDinero, antes descartada por el Keynesianismo.
La lucha teórica entre el keynesianismo y el monetarismo de Milton Friedman (o Monetarismo Tipo I) fue ardua, debemos señalar que se concentró en la validez o no de un instrumento teórico con gran fuerza en el campo político, a saber, la Curva de Phillips. Las sucesivas críticas y modificaciones de la curva de Phillips hicieron surgir una de las escuelasque hoy nos ocupa: los New Classicals (o Nuevos Clásicos, o Monetaristas de Tipo II o Nueva Macroeconomía Clásica), con Robert Lucas y Thomas Sargent como autores centrales de esta corriente. La elección del nombre de la escuela no es quizás la más adecuada, porque no propusieron una vuelta a los clásicos tales como Adam Smith o David Ricardo, sino que en realidad, debería ser llamadosnuevos-neoclásicos.
Dado que los modelos keynesianos tradicionales (o neokeynesianos, o síntesis neoclásico-keynesiana, básicamente la corriente surgida luego de Keynes, y que cuenta con figuras como Tobin o Modigliani) tenían ciertas fallas econométricas que les impedían predecir correctamente el valor de las variables económicas (tales como los niveles de output, empleo o precios) los Nuevos Clásicosargumentaron que la teoría de Keynes no era una buena guía para la política monetaria y fiscal.
Dos cuestiones metodológicas centrales separan el Monetarismo Tipo I del Tipo II y de ahí la distinción fundamental entre ellos: la primera cuestión es la necesidad que comienza a surgir de microfundamentar la macroeconomía, materia de vital importancia para los Nuevos Clásicos. La segunda cuestión...
tracking img