El derecho a la pereza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2493 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
derecho ala perzaPaul Lafargue: El derecho a la pereza (fragmento). Dossier: Trabajo, alienación y crisis en
el mundo contemporáneo, en Razón y Revolución nro. 7, verano de 2001, reedición
electrónica.
________________________________________________________________________

Como cierre de este dossier hemos elegido un texto que resume buena parte de los
deseos de todo socialista militante:la revolución, la superación del trabajo, la
libertad. Se trata, nada menos, que del fragmento final de El derecho a la pereza, de
Paul Lafargue. Aprovechamos, así, a dar noticia de la próxima edición, por
EUDEBA, del texto íntegro de Lafargue junto con estudios sobre el trabajo en la
sociedad capitalista de Pablo Rieznik, Pablo Heller y una biografía del intelectual
francés por EduardoSartelli. El libro de EUDEBA lleva por título Contra la cultura
del trabajo.

El derecho a la pereza
(fragmento)

Paul Lafargue*

A una nueva melodía, una nueva canción1

Si al disminuir las horas de trabajo, se conquistan para la producción social
nuevas fuerzas mecánicas, al obligar a los obreros a consumir sus productos, se
conquistará un inmenso ejército de fuerzas de trabajo. Laburguesía, aliviada entonces
*

Traducido especialmente para Razón y Revolución por María Celia Cotarelo
Escrito hacia 1880, El derecho a la pereza es uno de los best-sellers de la literatura socialista mundial,
probablemente sólo superado por El manifiesto comunista. E igual que el programa inaugural de la
revolución socialista, ha logrado una autonomía que otros textos no han conseguido. Deberecordarse
que hablamos de un panfleto, no de un texto que pueda reconstituirse como “manual” o libro “de
teoría”, lo que refuerza notablemente lo curioso de su pervivencia en el tiempo. La respuesta a ese
intríngulis, la perdurabilidad de un escrito de ocasión, hay que buscarla tanto en la forma como en el
fondo. Efectivamente, pocos textos socialistas tan cargados de ironía y de humor, tanpoco concesivos,
tan directos, como este “derecho a la pereza”, escandaloso hasta en el título. Pero también, pocos tan
claramente dirigidos al núcleo del problema capital de la sociedad en que vivimos, la liberación de el
trabajo, es decir, la posibilidad de la sociedad del tiempo libre y, por ende, de la exaltación del placer.
Para este dossier hemos elegido la última parte, que no es más queun pequeño fragmento, lo que
implica una mutilación que no resultará fatal si el lector se arriesga a leerlo entero por sí mismo.
Encontrará allí uno de los mejores análisis de la alienación del trabajo, en línea con los Manuscritos del
44. Yerno de Marx, fundador de tres partidos socialistas (el portugués, el español y el francés), militante
de la Comuna, dirigente de primera línea de dosInternacionales (la primera y la segunda), uno de los
pocos intelectuales de la Segunda Internacional respetado por Lenin, admirado por sindicalistas
revolucionarios y odiado por anarquistas resentidos, Lafargue es uno de esos marxistas olvidados
incluso por aquellos especialistas actuales en “revivir” marxistas “olvidados”. No es extraño: a
diferencia de otros, Lafargue no llora, ríe. [Nota deleditor]
1

1

Paul Lafargue: El derecho a la pereza (fragmento). Dossier: Trabajo, alienación y crisis en
el mundo contemporáneo, en Razón y Revolución nro. 7, verano de 2001, reedición
electrónica.
________________________________________________________________________

de la tarea de ser consumidora universal, se apresurará a licenciar la legión de soldados, magistrados, intrigantes,proxenetas, etc., que ha retirado del trabajo útil para
ayudarla a consumir y despilfarrar.2 A partir de entonces el mercado de trabajo estará
desbordante; entonces será necesaria una ley férrea para prohibir el trabajo: será
imposible encontrar ocupación para esta multitud de ex improductivos, más
numerosos que los piojos. Y luego de ellos, habrá que pensar en todos los que
proveían a sus...
tracking img