El enigma de ser colombiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12412 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Valores Colombianos: Ser y Deber Ser Guillermo Hoyos1 y Camilo Herrera2 La pregunta que nos guía en este capítulo es si lo moral se puede y se debe enseñar, lo cual nos lleva a preguntarnos qué entendemos por valores y qué tipo de valor es la moral y nos obliga a explicitar cómo y para qué pensamos que deba enseñarse lo que llamamos moral. Esta problemática se ha enmarcado en la actividadpedagógica de educación en valores3. La educación en valores orientada por la formación moral debe responder al problema común más importante del mundo: el logro de la paz ó la extinción de la guerra. En su clásico ensayo La paz perpetua, Kant defendía que era imposible la paz si ésta no se promovía a la vez en el interior de los Estados y entre los Estados mismos desde un punto de vista cosmopolita4. Setrata de un deber ser propio del racionamiento filosófico, el cual se sostiene por más contrafáctico que se manifieste en contraste con la realidad descrita por los medios de comunicación, las ciencias sociales o por la historia. En sus escritos sobre filosofía moral, política y del derecho Kant propone el camino hacía lo que parece utópico, para rescatar en la realidad el significado positivo delvalor de la paz; se considera que tiene sentido, por más que la realidad sugiera lo contrario, proponernos la paz como posible y orientar teleológicamente todos nuestros esfuerzos hacia “la paz perpetuamente”5. En este sentido enfatiza Kant que, “aunque esto último – lo que concierne al cumplimiento de este propósito – quedara como un deseo irrealizable, no nos engañaríamos ciertamente al aceptarla máxima de obrar continuamente en esta dirección: porque esto es un deber, pero tomar como engañosa la ley moral en nosotros mismos despertaría el repugnante deseo de preferir hallarse privado de razón y verse sometido, según sus principios, junto con las restantes clases de animales, al mismo mecanismo de la naturaleza”6. Estos planteamientos nos permiten comprender en toda su radicalidad lasensibilidad moral expresada por la opinión pública mundial, cada vez con mayor fuerza, en situaciones conflictivas: se trata de crímenes abominables, dicen unos;
Director del Instituto Pensar de la Pontificia Universidad Javeriana. Director del Centro de Estudios Culturales – CENES de RADDAR Corporation. Director del Estudio Colombiano de Valores. 3 Ver: Hoyos, Guillermo, “Ética y educación envalores” en: Guillermo Hoyos y Miquel Martínez (Coords.), ¿Qué significa educar en valores hoy? Barcelona, Octaedro-OEI, 2004, pp. 45-75. 4 Kant, Immanuel, La paz perpetua, Madrid, Aguilar, 1966. 5 Éste es el sentido que quiere darle al texto de Kant, Carlos Pereda en su ensayo “Sobre la consigna: ‘hacia la paz perpetuamente’” en: Roberto R. Aramayo, Javier Muguerza, Concha Roldán (Editores), La pazy el ideal cosmopolita de la ilustración. A propósito del bicentenario de ‘Hacia la paz perpetua’ de Kant, Madrid, Tecnos, 1996, pp. 77-100. 6 Kant, I., La metafísica de las costumbres, Madrid, Tecnos, 1995, p. 195.
2 1

2 son guerras injustas e ilegales, desproporcionadas, inútiles, opinan otros. Todos parecen saber ‘con toda razón’ que se está ‘experimentando’ con valores absolutamentedelicados de los pueblos y de las ciudadanas y ciudadanos del mundo. Por esta reflexión comprendemos que en la desigualdad y la falta de oportunidades surgen la mayoría de los conflictos, multiplicados por la actitud indiferente institucional. Se presenta entonces la pregunta: ¿qué valores necesitamos para que nuestra moral responda a la búsqueda de la paz? 1.1. En el Principio eran los Valores Losvalores se nos dan antes que las normas morales; son más originarios en la sensibilidad moral que los principios éticos y su fuerza vinculante para la acción humana es más fuerte motivacionalmente que la de las obligaciones morales o jurídicas. Al tener experiencia intencional de los valores vamos construyendo nuestra propia identidad en procesos de autoformación, a la vez que reconocemos no sólo...
tracking img