El hombre que calculaba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (746 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO II:
DONDE BEREMIZ SASAMIR, EL HOMBRE QUE CALCULABA, CUENTA LA HISTORIA DE SU VIDA. COMO QUEDE INFORMADO DE LOS CALCULOS PRODIGIOSOS QUE REALIZAVA Y DE COMO VINIMO A CONVERTIRNOS ENCOMPAÑEROS DE JORNADA.
-Me llamo Berniz Samir, y nací en la pequeña aldea de Khoi, en Persia, a la sombra de la pirámide inmensa formada por el monte Ararat. Siendo aún muy joven, empezó a trabajar comopastor al servicio de un rico señor de Khamat.
Todos los días, al amanecer, llevaba a los pastos el gran rebaño y me veía obligado a devolverlo a su redil antes de caer la noche. Por miedo a perderalguna oveja extraviada y ser por tal negligencia, severamente castigado, las contaba varias veces al día.
Así fui aprendiendo poco a poco tal habilidad para contar que, a veces, de una ojeada contaba sinerror todo el rebaño. No contento con eso, pasé luego a ejercitarme contando los pájaros cuando volaban en bandadas por el cielo.
Poco a poco fui volviéndome habilísimo en este arte al cabo de unosmeses – gracias a nuevos y constantes ejercicios contando hormigas y otros insectos- llegué a realizar la proeza increíble de contar todas las abejas de un enjambre. Esta hazaña de calcular nadavaldría sin embargo, frente a las muchas otras que logré más tarde. Mi generoso amo poseía en dos o tres distantes oasis grandes plantaciones de datileras, e, informado de mis habilidades matemáticas, meencargó dirigir la venta de sus frutos, contando por mí en los ricinos uno a uno. Trabaje así al pie de las palmeras cerca de diez años. Contento con las ganancias que le procure, mi bondadoso patrónacaba de concederme cuatro meses de reposo y ahora voy a Bagdad pues quiero visitar a unos parientes y admirar las bellas mesquitas y los suntuosos palacios de la famosa ciudad. Y, para no perder eltiempo, me ejercito durante el viaje contando los árboles que hay en esta región, las flores que las embalsaman y los pájaros que vuelan en el cielo entre nubes.
Y señalándome una vieja higuera y...
tracking img