El icono de la madre de dios de fátima

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1427 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El icono de la Madre de Dios de Fátima
Misterio de la Luz que es Dios
Se recogen en este artículo la génesis, el desarrollo y la significación del icono de la Madre de Dios de Fátima, realizado por el iconógrafo ruso Ivan Lvovich, que con el paso del tiempo, podría ser el origen del primer santuario católico en Rusia.

Fátima y Rusia
La intensa relación que el mensaje de Fátima tiene conRusia ha llevado ya a muchas personas a ayudar a difundir de diversos modos la devoción a esa advocación mariana en este país. El icono de la Madre de Dios de Fátima que ahora les presento quiere ser otra aportación para que Rusia salde la gran deuda de gratitud que tiene con la Virgen de Fátima. Es un símbolo que vuelve a expresar la predilección que Nuestra Señora tiene por Rusia, y que semanifestó muy especialmente en las apariciones del 13 de julio de 1917 en Fátima, y de junio de 1929 en Tuy, en las que la Virgen habló del futuro comunista de Rusia y de la desaparición de éste cuando el Papa consagrase Rusia a su Inmaculado Corazón. También sirve para recordar que, a causa de esas apariciones, millones de personas han rezado por Rusia durante decenios, lo que ha hecho que naciese en todoel orbe una corriente de amor y de oración hacia este país.
Génesis del icono
La idea de realizar este icono surgió en el año 2000, durante un viaje a Moscú, pero sólo a finales del 2002 —cuando empecé a trabajar como sacerdote en Rusia— el proyecto comenzó a gestarse seriamente. Primero, pedí su parecer a sacerdotes, religiosas y fieles de San Petersburgo, quienes me animaron a ponerlo enpráctica. Luego, durante varios meses, me dediqué a estudiar iconografía mariana, y también las diversas representaciones que hasta el momento se habían hecho de la Virgen de Fátima.
Fátima y Coimbra
Existen dos tipos principales de imágenes, que de hecho coinciden con las dos que Sor Lucia tenía en el anaquel de su habitación: la de Nuestra Señora de Fátima de la «capelinha», y la de laManifestación del Inmaculado Corazón de María en Coimbra. Esta última es la que más ha influido en el icono, por ser la que me parecía más próxima a la iconografía mariana, y por que Rusia ha sido consagrada a su Inmaculado Corazón. Las dos representaciones tienen en común la formas alargadas de la cara y de la imagen, las telas blancas —vestido y manto— de la Virgen, el rosario y la esfera que cuelga desde elpecho de Santa María, símbolos que se han conservado en el icono. De la imagen de Coimbra se ha tomado la cenefa que recorre el manto, así como la centralidad del corazón rodeado de espinas.
Cuando ya tuve el proyecto pensado, escribí al carmelo de Coimbra para saber si a Sor Lucia le parecía bien. Me contestó la priora del monasterio, enviándome información y diciéndome que adelante.
IvanLvovich acepta el encargo
En ese momento, el padre Igor Chabanov me presentó al iconógrafo ortodoxo ruso Ivan Lvovich, que estaba dispuesto a realizarlo. Nos pusimos los dos a trabajar, con la idea de que si el icono resultaba del gusto de un sacerdote católico y de un iconógrafo ruso, habríamos conseguido nuestro objetivo. Desde entonces, Ivan Lvovich ha estudiado a fondo toda la literatura sobreFátima, ha rezado, ha tenido varias enfermedades (dicen que un buen icono también debe estar purificado por el dolor), se ha planteado numerosas dificultades concretas durante su realización, y después de dos años de trabajo ha «escrito» este precioso icono de la Madre de Dios de Fátima.
Sor Lucia vio el icono
Durante el largo periodo de escritura del icono, Sor Lucia recibió en varias ocasionesfotografías que mostraban la evolución del proceso. Aunque la priora le enseñaba siempre las fotografías a Sor Lucia, luego me contestaba normalmente en plural —«nos gusta»—, y yo interpretaba con ello que en la respuesta se incluía a Sor Lucia, y seguía adelante. De todos modos, para asegurarme de que mi interpretación era la correcta, después de la muerte de Sor Lucia escribí a Sor María...
tracking img