El mercantilismo de la navidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El MERCANTILISMO DE LA NAVIDAD Como es sabido por todos, la Navidad ya no es lo que su nombre significa: Nuevas, hoy se ha reducido a una simple frase: "Momento para hacer negocio". Como la Navidad es ahora eso solamente, podemos decir que festejarlo es como cumplir año fuera de nuestro día de nacimiento. Pues se aprovecha para comprar lo que sea con tal de darle sentido al evento. De locontrario parece que el evento ya no es evento. Por esto, yo, que siempre he estado y hoy estoy en contra del mercantilismo abusivo, creo que tengo una opinión al respecto.

Paseaba junto a mi amiga por una de las tiendas del mall, cuando al entrar ella a una de las tiendas para buscar un artefacto que ella necesitaba comprar, me quede parado mirando las vitrinas de una tienda de venta de maletas yproductos de cuero. Un hombre, muy sonriente se acerca a mí y me dice: Pase Señor, hoy estamos de oferta, compre 2 maletas y la tercera se lleva gratis. Al cual con mucha cortesía osé contestar: No estoy de compras, no se preocupe, gracias. ! NO! me dijo, aproveche, hoy es la oportunidad! Entonces exaspero mis sentidos y con una mirada seria, y casi dejando mi lado mi cortesía y abaratándola casi ahipocresía dije: Yo me sorprendo como la gente puede comprar tanto, endeudarse y adquirir cosas que ustedes los vendedores le ofrecen. Y compran las cosas que no necesitan, y solo lo hacen porque ustedes los fuerzan a hacerlo. El hombre un poco sorprendido por una cursi reacción, me dijo, está bien, hasta luego. Como dice mi Profesor Hugo Martel, su mal logrado intento, seguramente le produjo lafrustración que en ese día el no esperaba tener. ! Pero digo yo que mayor frustración hubiera sido para mí, el tener que adquirir una deuda que no era de mi incumbencia, solo por acceder a su osada cortesía de ofrecerme lo que no necesitaba! Por tal motivo, mi osadía fue mayor cuando me increpo a comprar lo que para mí era siempre y llanamente una oferta, que en realidad no es oferta, sino que: o seles acaban esos modelos de maletas y van a lanzar, a costa de mi ingenua adquisición, nueva serie de maletas, o se les bajo tanto la venta, que quieren deshacerse de aquellas maletas, a costa de traerme a mí una deuda que sin duda traerá consigo también mi desdicha de tener que trabajar para pagarlas, sin tener ni la necesidad de usarlas, ni de poder usarlas, pues no estaban en mis planes un viajecercano a algún lugar, donde las maletas me serian de utilidad. Quizás, ahora tenga que tomar unas bolsas plásticas de Vea o Metro, las cuales tengo en cantidad y adquiridas sin pago alguno, para emprender viaje. Quizás me vea ridículo en tener que poner mis ropas y zapatos en unas bolsas plásticas, pero de lo que si estoy seguro, que viajare si es que lo hago, sin cargar conmigo una deuda quehubiera adquirido sin mi completa necesidad a cuestas.

Es tanta la presión, la insania de estas compañías captadoras de clientes, que no les importa si es una fecha de recogimiento espiritual o no, si es un momento de unión familiar o no, ellos pululan por lo único que es de su interés descabellado y no tan santo: vender al que no quiere, aunque en navidad o después de ella, sus rostros alegresde festejo por los regalos, se convierta en un rostro triste, que después sin duda se volverá de amargura, porque tendrá que pagar las deudas adquiridas, para conseguir una sonrisa momentánea y sin ninguna razón en navidad.

Navidad es solo eso, mercantilismo ahora, pero no será mañana, si cada uno, como seres pensantes, detenemos esta ola, que ola, avalancha de consumismo que las grandescompañías nos han hecho adquirir, por el solo hecho de poseer, y poseer a toda costa, incluso, a costa de nuestra propia tranquilidad y paz interior. Es tanto así, que en cuanto abrimos el regalo en Navidad, ya nuestro subconsciente está pensando, mejor entrando en estrés, al pensar el cómo tendrá que pagar dicho momento de felicidad expresado en un regalo. Creo y creo más cada día, que si no...
tracking img