El mercantilismo en honduras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3639 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 11 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MERCANTILISMO... Enfermedad social
cronica del pueblo hondureño
Por: Lic. Carlos A. Urbizo Solìs

Introduccion

1. Una falacia o mito perverso (por lo que los hay tambièn benignos y virtuosos) que ha prevalecido en la sociedad hondureña en particular, y en el tercer mundo en general (aunque algunos del “primer mundo” tambièn locomparten, notablemente el Japòn), es que nuestro sistema polìtico-econòmico es capitalista, o como es el tèrmino de moda neoliberal, y que clásicamente se conociò como liberal o libertario. Tampoco es comunista o socialista... a pesar que tiene caracterìsticas comunes con todos esos sistemas o modelos.

2. Tècnica, teòrica, o académicamente hablando, nuestro sistema polìtico-econòmico esmercantilista, enfermedad social crònica que confìo el lector reconocerà y apreciarà fàcil e inmediatamente al concluir la lectura de este ensayo. Y concluirà que lejos de ser tècnico, teòrico, o acadèmico, es plenamente pràctico, real ... y dañino.

3. Y de repente le parecerà como una revelaciòn, o un descubrimiento/conciencia (tal vez porque asì me pareciò a mi en su tiempo) de por què elnivel y calidad de vida del hondureño se ha empeorado por 500 años! Sì, 500 años ... o si prefiere el lector, 181 años desde el año de “independencia”, 1821 (que màs da, al fin y al cabo tal vez lo que cuentan son los ùltimos 70 años que afectan a todos los que estamos vivos hoy.)

4. Seguidamente, como el caso de cualquier mal o enfermedad, el lector comprenderà que no es posible su cura(transformaciòn o reforma), si se ha hecho un diagnòstico totalmente equivocado de ella.

5. Resulta que el liberalismo o neoliberalismo (y es Karl Marx quien se consagrò acuñàndolo como “capitalismo”), fue derrotado en Honduras, y en el tercer mundo, sin que en realidad haya existido. Què tragedia! Se ha derrotado a un fantasma!!
6. Y por eso seguimos igual o peor... estancados ypobres, inviertiendo grandes esfuerzos, luchando unos contra los otros, atacando, defendiendo, y “modernizando” (capitalismo con rostro humano) un sistema polìtico-econòmico que no existe.

7. Este derroche de recursos en todas sus presentaciones (tiempo, dinero, polèmicas estèriles, angustias, odios, violencia y hasta muertes) ha causado, y sigue causando, pobreza en nuestras sociedades.Gobiernos intervencionistas

8. Por intervenciòn directa, activa, y hasta inconsulta del gobierno/(estado), a nuestro degradante sistema, que se le ha confundido con el capitalismo (neoliberalismo), se le ha ido pegando una serie de parches (reformas “heroicas y patriòticas tomadas con alta responsabilidad”, segùn los polìticos de turno) convirtièndolo en una llanta inservible un (sistemasocial inoperante, mezquino, contraproducente y apto generador de pobreza y miseria), que no resiste màs reparaciones.

9. Desde luego, estos parches (reformas) no funcionaràn porque no atacan el mal de fondo o en sus raìces ( el mercantilismo.

10. Hay que cambiar la llanta... abolir, extirpar el mercantilismo!

11. Si bien es cierto que el sector privado es una contraparteindispensable y responsable en este sistema, es màs cierto que el sector pùblico (gobierno) es el factor determinante por ser la autoridad que elabora las leyes, reglamentos, boletines, circulares, ordenanzas, etc. a travès de sus tres poderes estableciendo o creando el sistema o modelo econòmico y sus paràmetros o alcance. La persistencia del mercantilismo ha sido el resultado calamitoso y cruel.12. Refirièndose a esa funciòn del gobierno, Hernando de Soto, en su increíblemente elocuente, penetrante, e inquietante libro, “El Otro Sendero” (1986), se pregunta con asombro, fustraciòn, y casi desesperaciòn, en el contexto peruano “¿Por què nuestro derecho nos empobrece? ¿Por què obliga a buena parte del paìs a trabajar en la informalidad e impone a la formalidad costos muy altos y...
tracking img