El vecino maldito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (450 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL VECINO MALDITO

Desde hace tiempo, un pensamiento mina mi mente por las noches y hace crujir mi esqueleto.
Las uñas carcomidas por mis dientes son testigos del nerviosismo y la ansiedadinsoportable de mis veladas. Las ojeras y la vista perdida son también una clara secuela del problema que perturba mi conciencia. Todas las mañanas, antes de que los primeros rayos de sol calienten lastierras, salgo a mi balcón y escudriño cuidadosamente el aspecto de la tenebrosa casa colocada en frente de la mía.

Me devuelven la vista cuatro ventanales de pesadas cortinas y paredes blanqueadas.Cochera vacía. Luces apagadas. Césped milimétricamente recortado y flores frescas.
Aparentemente inocente, cada detalle de esa casa se me antoja infinitamente sospechoso. Cierro los ojos y meneo lacabeza con desaprobación murmurando: "No puede ser posible". Preparo un café instantáneo, y dejo que su aroma exquisito y melancólico me tranquilice por un rato. Me olvido del tema y me voy altrabajo. Siento una mirada sobre mi nuca en todos lados. Aunque mi mente esté despejada, no puedo evitar la inquietante sensación de vacío que deja el recuerdo de aquella casa en mi cabeza.

Cae la tardey regreso a mi departamento. Aparco mi automóvil tan rápido como me es posible, me apuro a entrar y deslizo los tres pestillos de mi puerta. Me siento desprotegido, pues la sensación de los ojos sobremi nuca se hace aún más latente al estar cerca de la casa misteriosa. Dejando atrás el miedo, como a diario logro hacerlo, vuelvo a salir a mi balcón. El frío viento cala mis huesos, pero mi únicointerés se concentra en la misteriosa casa vecina. Evidentemente sospechosa. Hay un automóvil lujoso en la cochera. Luces prendidas. Además de eso, ningún indicio de vida humana dentro de la casa.Hace 10 años que vivo en este lugar. Nunca he logrado descubrir, desde el primer día, qué o quién habita frente a mí. Cada día la rutina es exactamente la misma. Pareciera que fuerzas invisibles son...
tracking img