Emilio los tigres de malasia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 134 (33442 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
L O S

T I G R E S D E M A L A S I A

L A

E M I L I O

S A L G A R I

Ediciones elaleph.com

Editado por elaleph.com

© 2000 – Copyright www.elaleph.com Todos los Derechos Reservados

LOS TIGRES DE LA MALASIA

CAPÍTULO PRIMERO EL ASALTO DEL “MARIANA” -¿Vamos avante? ¿Sí o no? ¡Voto a Júpiter! ¡Es imposible que hayamos varado en un banco como unos estúpidos! -No se puede,señor Yáñez. -Pero, ¿qué es lo que nos detiene? -Todavía no lo sabemos. -¡Por Júpiter! ¡Ese piloto estaba borracho! ¡Valiente fama la que así se conquistan los malayos! ¡Yo que hasta esta mañana los había tenido por los mejores marinos de los mundos! Sambigliong, manda desplegar otra vela. Hay buen viento, y quizás logremos pasar.
3

EMILIO SALGARI

-¡Que el diablo se lleve a ese piloto imbécil!Quien así hablaba se había vuelto hacia la popa con el ceño fruncido y el rostro alterado por violenta cólera. Aun cuando ya tenía edad (cincuenta años), era todavía un hombre arrogante, robusto, con grandes bigotes grises cuidadosamente levantados y rizados, piel un poco bronceada, largos cabellos que le salían abundantes por debajo del sombrero de paja de Manila, de forma parecida a losmejicanos y adornado con una cinta de terciopelo azul. Vestía elegantemente un traje de franela blanca con botones de oro, y le rodeaba la cintura una faja de terciopelo rojo, en la cual se veían dos pistolas de largo cañón, con las culatas incrustadas en plata y nácar- armas, sin duda alguna, de fabricación india-; calzaba botas de agua de piel amarilla y un poco levantadas de punta. -¡Piloto!- gritó. Unmalayo de epidermis de color hollín con reflejos verdosos, los ojos algo oblicuos y de luz amarillenta que causaba una expresión extraña, al oír aquella llamada abandonó el timón y se acercó a Yáñez con un andar sospechoso que acusaba una conciencia poco tranquila.
4

LOS TIGRES DE LA MALASIA

-Podada- dijo el europeo con voz seca, apoyando la diestra sobre la culata de una pistola-. ¿Cómova este negocio? Me parece que había dicho usted que conocía todos estos parajes de la costa de Borneo, y por eso lo he embarcado. -Pero señor...- balbució el malayo con aire cohibido. -¿Qué es lo que quiere usted decir?- preguntó Yáñez, que parecía haber perdido por primera vez en su vida su calma habitual. -Antes no existía este banco. -¡Bribón! ¿Ha salido acaso del fondo del mar esta mañana?¡Es usted un imbécil! Ha dado un falso golpe de barra para detener el “Mariana”. -¿Para qué, señor? -¿Qué sé yo? Pudiera suceder que estuviese de acuerdo con esos enemigos misteriosos que han sublevado a los dayakos. -Yo nunca he tenido relaciones más que con mis compatriotas. señor. -¿Cree usted que podemos desencallar? -Sí, señor; en la marea alta. -¿Hay muchos dayakos en el río? -No lo creo.-¿Sabe si tienen buenas armas?
5

EMILIO SALGARI

-No les he visto más que algunos fusiles. -¿Qué será lo que les habrá hecho sublevarse?murmuró Yáñez-. Aquí hay un misterio que no acierto a desentrañar, aun cuando el Tigre de la Malasia se obstine en ver en todo esto la mano de los ingleses. Esperemos a ver si llegamos a tiempo de conducir a Mompracem a Tremal-Naik y a Damna antes de que losrebeldes invadan sus plantaciones y destruyan sus factorías. Veamos si podemos dejar este banco sin que la marea alcance el máximum de su altura. Volvió la espalda al malayo, se fue a la proa, y se inclinó en la amura del castillo. El barco que había encallado, probablemente por efecto de una falsa maniobra, era un espléndido velero de dos palos, de reciente construcción, a juzgar por sus líneastodavía limpias, impecables, y con dos enormes velas, las de los grandes paraos malayos. Debía desplazar por lo menos doscientas toneladas, e iba tan bien armado, que podía hacerse temer de cualquier mediano crucero. Sobre la toldilla se veían dos piezas de buen calibre protegidas por una plataforma movible formada por dos gruesas planchas de acero dispuestas en án6

LOS TIGRES DE LA MALASIA...
tracking img