estudio biblico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (854 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
LECCION 14: DEBEMOS RESPONDER POR NUESTRAS ACCIONES (Josué 7:14-26)

Introducción:
Los creyentes estamos expuestos a la mirada de todos cuantos nos rodean. Muchos que no son de la iglesia,esperan el más mínimo error para echarnos en cara la enorme brecha que hay entre lo que predicamos y lo que cumplimos de ese conjunto de enseñanza. Sobre esa base, ustedes y yo estamos llamados a observartransparencia en todas nuestras actuaciones.

1. Nadie puede ocultar su pecado (versículos 15-18).
Hace algunos años un grupo de artistas protagonizó un reality que transcurría a los ojos de todos.Habitaron por casi una semana, una casa de cristal. Los transeúntes podían, al paso por aquella residencia, apreciar qué estaban haciendo sus moradores. Nada quedaba oculto. Igual nosotros. Jamáspodemos ocultarnos de Dios. Puede que engañemos a los demás, pero nunca escaparemos a la omnisciencia y omnipresencia de nuestro Supremo Hacedor.

El versículo 16 dice: "Al día siguiente, muy demadrugada, Josué mandó llamar, una por una, las tribus de Israel; y la suerte cayó sobre Judá”. Estamos llamados a responder por nuestros hechos. Tarde o temprano aquello que hayamos hecho mal, saldrá ala luz.
Verso 18: "Josué, entonces, hizo pasar a cada uno de los varones de la familia de Zabdí, y la suerte cayó sobre Acán hijo de Carmí, nieto de Zabdí y bisnieto de Zera." No hay crimenperfecto. En la vida práctica, nada de cuanto hagamos quedará oculto. Este hecho lleva a considerar la importancia de ser transparentes en todas nuestras actuaciones. Respondemos ante Dios, pero tambiénante los hombres.

2. Quien más responsabilidades tiene, mayor reprensión recibe (versículos 19- 22)
En una ocasión, un pastor se dirigió a las personas y dijo: “alguien que adultera sin conocer aCristo, habría que llamarle la atención e invitarle a tomar un buen camino. Pero quien peca deliberadamente, estando ya en Cristo, merece que lo cojamos a pellizcos".

Parece cruel esto, pero...