Evangelios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1623 palabras )
  • Descarga(s) : 3
  • Publicado : 9 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aunque Jesús pronuncio algunas veces la palabra evangelio, el nunca se refirió con ella a libros escritos, sino al sentido religioso. Es decir, que no se referían a un libro escrito, sino al mensaje que Cristo trajo al mundo, consistente en su predicación y milagros, y más aún en su persona, su vida, pasión, muerte y resurrección. Por tanto, Evangelio significa en labios de Jesús y de susapóstoles, el contenido del mensaje divino de Jesús y las obras por Él realizadas, transmitido oralmente por el Maestro a sus discípulos y predicado por estos a las primeras generaciones cristianas.
La buena nueva del mensaje de Cristo circuló por el mundo por medio de la palabra hablada, pero había que concretar éste mensaje en determinadas enseñanzas; y en cuanto a los hechos, había que limitarse a losmás significativos. Ésta predicación, frecuentemente repetida por los primeros predicadores, originó la idea de poner por escrito el mensaje de Cristo que los apóstoles anunciaban. Contribuyó también a ello el impulso del Espíritu Santo. Nacían así los Evangelios Escritos. Éstos escritos contenían el mensaje de Jesús predicado por los apóstoles, pero no recibieron el título de Evangelios hastamás tarde.
Desde entonces hasta ahora se sigue aplicando el término Evangelio a cada uno de los cuatro libros que contienen los dichos y hechos de Jesús. El mensaje que contienen los Evangelios no es más que uno, aunque referido por cuatro diferentes autores. El mensaje de Cristo tuvo tres décadas de vida en la fe de la Iglesia antes de pasar a libros escritos. Éste mensaje, vivido así por laIglesia, constituyó en ella su tradición hablada antes que su tradición escrita. Ésta tradición era la base de la catequesis apostólica, es decir, el conjunto de verdades sobre Cristo con que los apóstoles y sus discípulos instruían y formaban a las primeras generaciones de cristianos. Esto nos explica el carácter de nuestros Evangelios, que nacen de una tradición vivida y tienen fines didácticos.Narran acontecimientos reales, contienen verdadera historia, como base de la predicación. Pero no son obras concebidas con fin de relatar una historia sino que su finalidad primordial es instructiva y formadora. Nos presentan acontecimientos históricos y enseñanzas de Jesús vistos y oídos por sus discípulos, seleccionados por ellos y predicados de manera casi uniforme a lo largo de tres décadascontinuas.
El origen y la finalidad de nuestros Evangelios, han suscitado otro problema importante: el grado de fidelidad al referirse a hechos y palabras de Jesús, es decir, que podrían haber sido deformados por causa de la predicación y aún por la misma buena fe de los creyentes, dado que están escritos treinta años después de los acontecimientos. Respecto a esto, incluso los no creyentes, se venobligados a admitir estos dos hechos: que la transmisión oral de todo lo que contienen los Evangelios, fue de vital importancia en esas primeras décadas del cristianismo. De la misma forma, los dichos y los hechos de Jesús, se repetían con facilidad y de manera casi uniforme por parte de los predicadores, con manifiestas variantes personales, pero sin posibles deformaciones sustanciales. Loscreyentes tienen además mejores medios de resolver ese problema. Por la historia y por las enseñanzas de la Iglesia sabemos que los autores de los cuatro evangelios son dos apóstoles (Mateo y Juan) y dos discípulos inmediatos de los apóstoles (Marcos, discípulo de Pedro, y Lucas, discípulo de Pablo).
Las primeras generaciones cristianas influyeron en mayor o menor medida en la selección del material quehabía de ponerse por escrito y en crear el ambiente en que ése material debía de ser definitivamente redactado. Al frente de esa selección del material y de su redacción final hay siempre unos hombres responsables. Son, como se demuestra por los testimonios de los siglos inmediatamente siguientes, hombres que presenciaron los hechos y oyeron por sí mismos las palabras de Cristo, como Mateo y...
tracking img