Falso nacionalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2094 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FALSO NACIONALISMO

¿que es el nacionalismo?
se caracteriza ante todo por el sentimiento de comunidad de un pueblo, sentimiento basado en un origen, un lenguaje y una religión comunes.

Como lo hemos venido escuchando el gobierno federal a través de la radio y la televisión, así como en los mensajes publicitarios de grandes corporativas que se dicen “orgullosamente mexicanas” (a pesar deque muchas se manejan con capital extranjero),el sentimiento “nacionalista” parece estar saliendo a flote con más fuerza que nunca.

Frases como “amor por México”, “somos una gran nación” y “juntos podremos afrontar esta y mil crisis más porque somos mexicanos que amamos este país y lo queremos ver crecer” se han convertido en la bandera del gobierno mexicano con el fin de que los mexicanos y, porqué no decirlo, los “meros” machos y las mujeres “bien luchonas” se sientan orgullosos de vivir en un país en donde reina la corrupción y la pobreza casi al nivel de naciones como Filipinas o Somalia, y en el que los órganos e instituciones de gobierno son disfuncionales al igual que sus gobernantes y representantes.

Ahora resulta que celebramos un pasado lleno de sangre e injusticias desde lapropia gesta de la Independencia y la Revolución, inclusive, desde antes cuando fuimos colonizados, explotados, saqueados y vejados física e intelectualmente (por la religión católica que impusieron a fuerza de la espada) por los españoles; ¿celebramos acaso el Porfiriato, las traiciones de Iturbide, el asesinato de Maximiliano, o los de Obregón, Madero, y Carranza, las guerrillas yrevoluciones?, ¿o la promulgación de las Leyes de Reforma y la Constitución Política que hoy nadie respeta y que además ya son obsoletas?

¿O es que entonces celebramos los 80 (ya no 70) años del PRI en el poder con todo lo que ello conlleva?, es decir: devaluaciones, la matanza de Tlatelolco, el IVA, Colosio, Salinas de Gortari, el EZLN, el asesinato de Ruiz Massieu, las represiones, los fraudes electoralescomo el del ’88, los atentados contra la libertad de expresión, la indiferencia de gobernadores, senadores y diputados ante las verdaderas necesidades y demandas de su sociedad, y la creación de sindicatos que se han anquilosado con los años sin lograr un verdadero beneficio para el desarrollo de este país y de sus agremiados.
Conocer las visiones alternativas de la historia de nuestro país, másallá de las posturas de la historia oficial. Entender cómo la historia forma el carácter de una nación y cómo nuestros mitos históricos han moldeado nuestra personalidad como pueblo.

Y es que en esta etapa de la historia, de un modo más nítido que en otras, se perfila el vínculo que existe entre “la voluntad nacional de dominación” y los intereses económicos, y materiales, que se entrelazan enel mundo globalizado. Para los núcleos agresivos de la sociedad contemporánea, el dominio de la “nación americana” pasa irremediablemente por la opresión nacional ejercida contra los pueblos menos desarrollados, y el pillaje indiscriminado de sus riquezas en beneficio de las grandes empresas norteamericanas y el capital transnacional.


La condición para que esto sea así, y para que elnacionalismo en nuestros países cumpla una función de corte liberador, para que el patriotismo -y no el patrioterismo- contribuya a afirmar la conciencia nacional y la dignidad, para que el sentimiento nacional -y no el chovinismo- se impongan; es preciso que se proponga una formulación estratégica de corte socialista. La suma del orgullo nacional y del socialismo como concepción de clase, permitirá, enla perspectiva, hacer avanzar el nacionalismo rumbo al socialismo, asegurando su porvenir. En los hechos, y más allá de diferencias puntuales y ciertamente episódicas, ese fue el contenido básico de la opción velasquista. Y eso es, en el fondo, lo que explica el odio profundo que siente hacia ella la derecha más reaccionaria.

Por otra parte, tampoco podríamos ponernos a celebrar con petardos,...
tracking img