Fffff

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8259 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Suma teológica I-II
TRATADO DE LA LEY EN GENERAL
Introducción a las cuestiones 90 a 97

La teología de la ley está introducida en la Suma de Santo Tomás bajo el epígrafe de principio exterior del acto humano. El otro principio exterior, que figura a continuación de la ley, es la gracia (además del diablo). Los principios del acto humano exteriores a la voluntad se reducen, en últimainstancia, a Dios, según había anunciado Santo Tomás (cf. I-II q.9 a.6). La singularidad de Dios como motor de la voluntad es que El no trastorna la índole libre de la voluntad (cf. I-II q.10 a.4) y que, además, su influjo se ejerce por doble vía: como autor de la ley moral dada al hombre —objeto del estudio moral de la ley— y como fuente de la gracia para la actividad moral sobrenatural —tratadode la gracia.

La índole teológica del tratado sobre la ley queda así subrayada desde el principio. Para el autor, el principium exterius movens ad bonum no es otro que Dios mismo, entendido como legislador y autor de la gracia para cumplir la ley. Dios es sujeto de toda la teología, pero en la moral —la segunda parte de la Suma— lo es como principium movens ad bonum, si bien su moción revistemodalidades diversas según tratemos de la virtud, de la ley o de la gracia. Y, si bien es cierto que la ley es un tema originario y propio de la filosofía política, sin embargo, la ley como instrucción divina respecto al fin de la persona —y todas las leyes son susceptibles de esta consideración— es una perspectiva propia del teólogo moralista.

Una originalidad es el tratamiento de la ley dentrode un tratado de teología. Otra novedad es el fundamento de la discusión filosófica del estoicismo romano acerca de la ley y el derecho romanos, como aquí se hace.

¿Qué vale toda esta filosofía de la ley para entender la ley del amor, que es el núcleo de la moral cristiana? Quien así planteara la lectura de estas cuestiones estaría fuera del verdadero horizonte de la moral de Santo Tomás. Paraél, la ley es, ante todo, una orientación externa del hombre hacia el bien moral. No es un obstáculo a la plena expansión de la libertad absoluta del hombre , como es el planteamiento típico de la filosofía de la ley desde los orígenes de la Ilustración francesa. La ley tiene una función educadora de la voluntad humana en su búsqueda del bien moral, y por eso Tomás la estudia como principioexterno de la bondad de los actos humanos. El principio profundo e íntimo de la bondad moral en la persona es, ciertamente, la virtud, pero no puede olvidarse que el hombre necesita de la ley para ser adiestrado y encauzado al bien de la sociedad política , que es un factor insoslayable de la perfección humana, incluso la sobrenatural, que sólo tiene lugar como miembros del pueblo de Dios. Tal es ladisciplina propia de las leyes, como la llama Santo Tomás, y su condición educativa y promotora de conductas encaminadas hacia la justicia y la paz, pues «fue necesario estatuir leyes para conseguir la paz entre los hombres y realizar la virtud» (q.95 a.1).

No es de extrañar el aspecto teológico bajo el cual se estudia aquí la ley. A Santo Tomás no le interesan las leyes como realidad cultural delos pueblos, ni como ordenamiento que está en función de los sistemas políticos, sino sólo «desde Dios, quien así nos instruye hacia el bien». Al comienzo de la Suma Theologica ya había afirmado que Dios es el sujeto de la ciencia teológica (cf. q.1 a.7) y que todo el discurso teológico debe desenvolverse en torno a lo divino, «sea porque se habla de Dios, sea porque de lo que se habla se ordenaa Dios como a principio y fin». Pues bien, aquí habla de Dios en cuanto por la ley El nos instruye acerca del bien moral. Esto es resaltar el carácter teocéntrico de la visión medieval (ver comentario anterior en el ladillo), pero sin perder de vista la necesidad de ley como norma de conducta social humana de obligado cumplimiento en la prosecución del bien común.

1. Organización del tratado...
tracking img