Frutos del espiritu santo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2144 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
. ¿Qué es fruto?
En su raíz griega se puede traducir como descendencia.
2. ¿En qué dimensión debe desarrollarse el fruto del Espíritu?
En relación a Dios, al prójimo y a uno mismo.
3. ¿Cuáles son las tres virtudes que nos relacionan hacia Dios?
Amor, gozo y paz.
4. ¿Qué virtudes nos relacionan hacia el prójimo? Amor
Paciencia benignidad y bondad.
5. ¿Qué virtudes nosrelacionan hacia nosotros mismos?
Fe, mansedumbre y dominio propio.
6. ¿Cómo se desarrolla el fruto del Espíritu?
Se desarrolla al estar cerca del Señor Jesucristo.
 
Ahora, se puede ver en Gál. 5 que el fruto del tiene que ver con las relaciones. Nuevamente, el evangelio es un evangelio de relaciones. Ama a Dios con todo tu corazón –la relación con Dios-, ama a tu prójimo –la relación conel prójimo- como a ti mismo –la relación con nosotros mismos-. Dios quiere sanar las relaciones a 360º: mi relación con Él, conmigo mismo, y con los otros. El fruto del ES, el carácter de Cristo, tiene que ver esencialmente con esta realidad de las relaciones. El pecado es descripto como una deformación de las relaciones: con Dios, conmigo mismo, y con los otros. Son estas las áreas en las cualesDios ministra y en las cuales nosotros tenemos que ministrar, y también en las cuales necesitamos ser visitados y ministrados, ayudados, de manera tal que podamos entrar en una situación de equilibrio y madurez.

El Reino de Dios es el reino de las relaciones, el gobierno de las relaciones. Dios reina cuando reina sobre las relaciones, cuando habita en nuestras relaciones: cuando habita ennuestra relación con Él, conmigo mismo y con los otros.

Uso el término “habitar”, o mejor “morar”, porque dice Jn 15:5 “el que permanece[1] en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto”. Tenemos que morar con Dios, en Cristo, por medio del ES. Y Dios tiene que habitar en mi relación con Él, conmigo mismo y con los otros. Dicho en una forma muy simple, el Reino de Dios es un reino de relaciones. Lasíntesis extrema hecha por Jesús del Antiguo Testamento son relaciones: “Ama a Dios con todas tus fuerzas y a tu prójimo como a ti mismo”. Son relaciones. Está claro entonces la importancia de la sanidad de nuestras relaciones, de que sean habitadas por Dios, a partir de nuestra relación con Él. De hecho, ninguna puede ser completamente sanada si no hay una relación fundamental de Él con nosotros. Apartir de esta relación las otras relaciones son irrigadas. El río del Espíritu, que fluye entre el Padre y el Hijo, entra dentro de mí y me pone en comunión con esa vida. Mis relaciones son regadas con esa vida.

Esto es extraordinario. Esto tiene una potencia de trasformación sorprendente, y no tiene que ver inicialmente con mi esfuerzo sino con la comunicación de la vida de Dios, por lo cuallo que a mí se me pide fundamentalmente es que abra los brazos en señal de aceptación, a fin de acoger, y decirle “Sí” al Señor, dándole la libertad de venir a mi realidad, irrumpir, fluir e impartir dentro de mi corazón su vida. De su vida yo tomo vida, de su gracia yo tomo gracia, de su amor yo recibo amor, de su carácter yo recibo carácter. Así Cristo crece en mí.

Es él quien pone ennosotros el querer y el hacer, por su benevolencia y gracia. Hemos empezado con la gracia, y continuamos con la gracia. Yo encuentro que es extraordinario, es en verdad una buena noticia

Cuando no trabajamos con la gracia corremos el riesgo de volvernos legalistas. Yo puedo recordar períodos de mi vida en los cuales yo caí en esa trampa: con mis hijos, con mi esposa, con los creyentes, con mi actitudhacia los otros, con un sentido de autojusticia, de mi capacidad, por mi sacrificio, por mi esfuerzo… y sin darnos cuenta, la carne se introduce, el Yo vuelve a tomar fuerza y el Señorío de Cristo se reduce.

El Señorío de Cristo no tiene que ver solamente con el producto de la transformación, también con la calidad de la transformación. Que podamos guardar permanentemente el sentido de la...
tracking img