Hace falta un muchacho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1307 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La síntesis que se realizara es en base al libro titulado “HACE FALTA UN MUCHACHO” del autor Arturo Cuevas, el título hace referencia a que hace falta un muchacho para hacerlo un hombre de bien, un hombre con instrucción, educación, amor a Dios y amor a su patria, esto se va desarrollado a lo largo del libro con diferentes capítulos, guiando al adolescente a través de enseñanzas, consejos yexperiencias para mostrarle como es que llevando una vida por el buen camino y buenos principios se llega a ser un hombre de bien y a lograr todos nuestros sueños. De todas estas enseñanzas he tomado las que me han parecido con mayor proyección hacia nosotros los adolescentes, entendiéndolo tal vez no en su totalidad, pues en la corta vida que llevamos no hemos tenido la experiencia necesaria paratener una mejor visión de lo que se está hablando, así que expondré a continuación los párrafos que considero de mayor importancia para lograr este objetivo que quiere alcanzar el autor.
En el capítulo I nombrado Llamamiento, este capítulo se titula así por que hace referencia al título del libro pues no explica que si en algún momento hemos visto un letrero con la frase “hace falta un muchacho” nole hemos prestado menor atención dado el caso de que en esta etapa de nuestras vida algunos no necesitan mayor empleo, pero él nos explica que al “muchacho” lo necesita la sociedad, la patria, el mundo para ocupar el puesto que se nos está destinado y no será otro más que el que nosotros mismo procuremos con la inteligencia, estudio y labor, es por eso que en este capítulo nos menciona la siguientefrase “Las circunstancias hacen a los hombre hábiles lo que ellos quieren ser, y pueden con los hombres débiles; los hombres fuertes las hacen a su placer o tomándolas como vienen sabiéndolas convertir en provecho”. De modo que el destino que tengas en esta vida depende de tus propios esfuerzos. Porque en un mañana nosotros somos los que van a ocupar los puestos que los hombres ocupan hoy, poreso es importante abrir nuevos caminos, avanzar y ocupas nuevas posiciones, así como vences los obstáculos y a los enemigos que aparezcan en nuestro camino siempre con HONRADEZ Y TRABAJO.
En el capítulo II Consejos paternales, aquí lo que nos enseña Arturo Cuevas es que hay que tomas todas las enseñanzas que nuestros padres puedan transmitirnos por que todos son parte de una realidad otorgadospor experiencia y dictados por un paternal afecto para hacernos un hombre de bien, en este capitulo transcribe unas redondillas de Juan Rufo para su hijo las cuales dicen asi:
Dulce hijo de mi vida,
juro por lo que te quiero
que no ser el mensajero
me causa pena crecida...
Mas cuando sufra tu edad
tratar de mayores cosas,
con palabras amorosas,
te enseñaré la verdad,
no con rigor que teofenda,
ni blandura que te dañe,
ni aspereza que te extrañe,
ni temor que te suspenda,
antes con sana doctrina
y término compasado,
conforme soy obligado
por ley humana y divina.
Mas pues la vida es incierta,
y no sé, por ser mortal,
si al entrar tú por umbral
saldré yo por la otra puerta,
esto que escribiere aquí
con paternal afición,
en los años de razón
traslada, mi hijo, en ti.Verás la fe encarecida
con que pude y quise amarte
y quisiera gobernarte
en las ondas de tu vida,
en cuyo corto viaje
hallarás tormentas largas,
mudanzas, disgustos, cargas
y mal seguro pasaje.
Verás que cada animal,
conforme su inclinación,
sigue la disposición
de su instinto natural,
y sólo el hombre pervierte
sus justas obligaciones,
si no vence sus pasiones,
como valeroso yfuerte.
Sabe, hijo, que, si vas
por el derecho camino,
un espíritu divino,
un ángel parecerás.
Mas si tuerces la carrera
en esta vida mortal,
quedarás de racional
transformado en bestia fiera.
Y ya que no por igual
trates a los desiguales,
no les quites, sino dales
en su tanto a cada cual.
Ten siempre puesta la mira
en tratar pura verdad,
porque es gran calamidad
el ser cogido en...