Informacion sobre la criminalidad en mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1647 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jorge Chabat
El Melate de la impunidad

20 de diciembre de 2010

¿Sabe usted cuáles son las posibilidades de atinarle al Melate y salir de pobre? Algo así como una en 32 millones. Esto es, son realmente muy pocas, pero a pesar de ello hay millones de mexicanos que lo juegan cada semana. ¿Por qué? Pues porque a pesar de las pocas probabilidades, el costo es relativamente bajo. Invertir 15pesos por una posibilidad remota de hacerse millonario es muy atractivo para muchas personas. Lo peor que puede pasar (y lo más seguro) es que uno pierda sus 15 pesos. Si el costo de participar en el Melate fuera de un millón de pesos, probablemente el número de jugadores se vería reducido de manera significativa. Más aún, si el costo de participar en dicho concurso y no ganar fuera ir a la cárcelpor varios años, se necesitaría realmente estar loco para aventurarse en tal concurso, aunque la recompensa posible fuera salir de la pobreza. Con esa lógica, uno se pregunta por qué tres guardias de seguridad de la empresa Eulen, que dejaron pasar las maletas con 130 kilogramos de cocaína que llevaban los sobrecargos de Aeroméxico en su vuelo a Madrid, aceptaron correr el riesgo de ir a la cárcelpor sólo 10 mil pesos cada uno. La respuesta es muy simple, porque percibieron que las probabilidades de ser arrestados eran más o menos como las de ganarse el Melate: bajísimas, si no es que nulas. Esto es, dejar pasar la droga por 10 mil pesos parecía ser la opción racional. Y ésta es la lógica de los criminales en México: no son tan irracionales como para comprar una entrada en la cárcel sólopor ganarse una cantidad de dinero. Saben que las probabilidades de que acaben en la cárcel son mínimas: siempre podrán corromper a la policía, al juez o a las autoridades de los centros penitenciarios para fugarse, en el remoto caso de que sean capturados. Lo más probable es que ni siquiera tengan que recurrir a eso. Y la razón de ello es muy simple: la ley no se aplica en México o se aplica demanera tan esporádica e ineficiente que las probabilidades están de su lado.
El éxito del negocio criminal en los últimos años reside en que quienes se dedican a delinquir se toman muy en serio el cumplimiento de sus amenazas. Saben que la prosperidad de su actividad depende de ello. Por eso aplican rigurosamente los ajustes de cuentas a quien no respeta un acuerdo o a quien no cumple con su cuotade extorsión. Por eso matan a quien no coopera con su causa, a quien los denuncia, a quien compite con ellos. A diferencia del Estado mexicano, el cual es incapaz de ejercer la amenaza de aplicar la ley, los criminales sí aplican su propia ley. Saben que todo el negocio depende de ello. Ese es el origen de la ola de criminalidad que azota al país desde hace varios años: los criminales no creen queel gobierno (los gobiernos de todos los niveles) los vaya a castigar por delinquir, en tanto que los ciudadanos sí creen que los criminales van a cumplir sus amenazas (y las cumplen). Por eso la ciudadanía no denuncia, por eso la ciudadanía le teme a los delincuentes, y por eso éstos no le temen al Estado. El error del gobierno y de algunos analistas es pensar que la criminalidad se genera por lafalta de cooperación de la gente, o por las armas que compran los narcos en Estados Unidos. En aquel país hay más armas que en México y se consiguen de manera más fácil. Entonces, ¿por qué en EU los criminales no matan como lo hacen aquí? Por una razón muy sencilla, porque saben que allá sí les cuesta, que allá van a ser castigados, y aquí no. ¿Por qué La Barbie, siendo ciudadano estadounidense,no iba a ese país a torturar y asesinar como en México? Porque sabía que hacerlo allá sí tenía consecuencias y aquí no.
El origen de la inseguridad y la violencia está, pues, en que el Estado mexicano (a nivel federal, estatal y municipal) no ha sabido hacer su chamba de castigar a los delincuentes. Y eso es un problema de policías, jueces y sistema penitenciario, no de la falta de denuncia...
tracking img