Juan carlos onetti

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9070 palabras )
  • Descarga(s) : 45
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS VIDAS BREVES DE JUAN CARLOS ONETTI
Cuadernos- hispanoamericanos, 292-294 (octubre-diciembre 1974)

Posted at: http://www.armandfbaker.com/publications.html
La vie est brève un peu d’espoir un peu de réve et puis bonsoir (1).

En una conferencia presentada en el Instituto de Cultura Hispánica, Juan Carlos Onetti ilustra su gran interés en la literatura con una anécdota tomada de sujuventud. Declara que su pasión por la lectura fue incrementada por el descubrimiento de un pariente lejano que tenía la colección completa de las aventuras de Fantomas. Al terminar la anécdota , Onetti explica: “En el último tomo había un parrafito que decía: ‘Estas aventuras continúan en las aventuras de la hija de Fantomas.’ Mi pariente no tenía ni un solo tomo de estas aventuras. Todavía sigobuscando las aventuras de la hija de Fantomas” (2). Con esta anécdota, Onetti parece repetir la idea de uno de sus personajes: “Lo malo no está en que la vida promete cosas que nunca nos dará; lo malo es que siempre las da y deja de darlas” (3). Todo lo cual sugiere una sensación de frustración ante una vida engañadora y absurda. EL DESCONTENTO CON EL PRESENTE La visión que nos ofrece Onetti en su obraes la de una vida sórdida en la que un ciego destino le quita al hombre su fe en las ilusiones juveniles, dejándolo entonces en una existencia sucia, sin sentido. Esta es la visión que dará a Jorge Malabia su “creencia ____________
(1) La vida breve. Editorial Sudamericana, Montevideo, 1968, p. 148. (2) Juan Carlos Onetti: “Por culpa de Fantomas”, Cuadernos Hispanoamericanos, 284 (febrero 1974),p. 222. (3) La vida breve, p. 94. Para llevar a cabo este estudio he utilizado cinco novelas de Onetti. Además de La vida breve, he examinado las novelas siguientes: El pozo, en Novelas cortas completas, Monte Avila Editores, Caracas, 1968; Tierra de nadie, Losada, Buenos Aires, 1941; El astillero, Companía General Fabril Editora, Buenos Aires, 1961; y Juntacadáveres, Editorial Alfa, Montevideo,1964. (En adelante toda referencia a los números de páginas corresponderá a las ediciones ya citadas.) 151

en las vidas breves y los adioses” (Juntacadáveres, p. 266). Por eso también Llarvi escucha la música de una canción y piensa con amargura: “El primer secreto consistía en que el disco giraba muy lentamente, despacio, despacio. El segundo era que la vida no tenía sentido” (Tierra denadie, p. 120). La idea de la vida sin sentido provoca una creciente conciencia de la inutilidad de toda empresa humana. De ahí la sensación de fracaso, de aburrimiento, de cinismo que persigue a todos los personajes de Onetti. El absurdo contamina, además, el concepto que uno tiene de su propio valor, produciendo lo que un escritor llama la idea de la nadidad del ser humano (4). Brausen, en La vidabreve, medita en la futilidad de su vida y luego se examina a sí mismo: “Este yo en el taximetro, inexistente, mera encarnación de la idea Juan María Brausen..., nadie en realidad” (p. 53). Se ha demostrado que la persona que no se ama a sí mismo tampoco puede amar a los otros (5). Pues, fuera de la fugaz sensación de ternura que en seguida se pierde irremediablemente, lo que sienten los personajesde Onetti por el prójimo varía entre el odio y la indiferencia total. Por ejemplo, Eladio Linacero, en El pozo, desprecia a su propio matrimonio y a todo el mundo: “La poca gente que conozco es indigna de que el sol le toque la cara. Allá ellos, todo el mundo y doña Cecilia Huerta de Linacero” (p. 23). Mucho más tarde, en El astillero, Larsen también expresa su opinión sobre la futilidad de todointento de comunicación humana: “Sospechó, de golpe, lo que todos llegan a comprender más tarde o más temprano: que era el único hombre vivo en un mundo ocupado por fantasmas, que la comunicaciión era imposible y ni siquiera deseable, que tanto daba la lástima como el odio, que un tolerante hastío, una participación dividida entre el respeto y la sensualidad eran lo único que podía ser exigida y...
tracking img