Juan jose arevalo bermejo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11017 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JUAN JOSE AREVALO BERMEJO
En el libro de nacimientos de la Municipalidad de Taxisco, figura el nombre de Juan José Arévalo Bermejo, nacido el 10 de septiembre de 1904, hijo de don Mariano Arévalo Bonilla, agricultor, ganadero, originario y vecino de ese atractivo lugar, y doña Elena Bermejo de Paz de Arévalo, maestra de instrucción Primaria, originaría de chiquimulilla, vecina de Taxisco.
DoñaElena fue la primera maestra de su hijo, “Un robusto niño de ojos azules”, “dotado de halagüeñas cualidades de conducta e inteligencia”
Aprendió las primeras letras en la escuela pública de su terruño, continuó sus estudios de primaria como alumno de la Escuela Normal Central durante los años 1911 y 1912, ubicado en este tiempo en Pamplona, al sur de la ciudad capital.
De memorias de aldearecogemos la siguiente estampa:
“La disciplina general corría al cuidado de un cuadro tenebroso de inspectores que repartían bofetadas, patadas y latigazos a su gusto y paladar. Quizá con los alumnos grandes ya no se atrevían: pero con nosotros, los pequeños hicieron derroche de … valentía y brutalidad, hasta la sevicia… A las durezas del encierro, a las asquerosidades de la alimentación, altremendo frio de Pamplona (El lugar más alto de las inmediaciones de la capital), había que sumar este cuadro de torturadores profesionales que simulaban una función pedagógica…”
Estudio nuevamente en su pueblo natal en 1913, para volver a la capital como alumno del colegio “Domingo Sabio”, al costado de la Parroquia, retornando en 1915 a Taxisco, ingresando esta vez al colegio que dirigía el maestroFederico Rivera Salazar.
Durante los años 1916 y 1917 la capital fue sorprendida por el terremoto que destruyó gran parte de la ciudad, quedando sin colegios. Entonces, el adolecente Arévalo, que contaba con 13 años de edad, fue enviado a Chiquimula para terminar sus estudios en el instituto Zapata, iniciando en ese centro los estudios normalistas; pero cundo por una huelga de estudiantes yretornando a la capital, logró terminar ese curso como alumno del Instituto Nacional Central para Varones, el cual dejo de funcionar al finalizar ese año, en el edificio situado frente al Llano del Cuadro”. Este fue ocupado por la Escuela Normal Central para Varones, a la que se incorporó el joven Arévalo, en 1921.
En 1922 cursó cuarto año Normal para obtener, el 28 de octubre del mismo año, eltítulo de maestro de Instrucción Primaria, cuando esta casa formadora de maestros se encontraba dirigida por el pedagogo hondureño Miguel Morazán. “Mi tesis versó sobre la Metodología de la Lectura y la Escritura Inicial, con cuya exposición se abrió el acto” _escribe Arévalo_ “El trabajo no fue otra cosa sino el inventario de las doctrinas modernas en la materia que tenia de su parte a los pedagogosoficiales de la época” “Pero la tesis presuponía un proemio, en el que no podían faltar las posturas filosóficas y las típicas contradicciones del adolescente, todavía aturdido…” _expresa en Inquietud Normalista, indicando que su examen final los abrió con las palabras que siguen: “Pena y regocijo , alegría y tristeza, indecisión y arrojo; esa es la lucha en que se encuentra hoy mi alma delirante;valiente y compungida, brillante y nebulosa: tal es la inestabilidad en que mi mente oscila, soy un afortunado que se queja y un vencedor que llora” explicando que : Pocas pinceladas pueden ser más felices para pintar de propia mano el alma de un adolescente. Y yo las trazaba sin imaginarme que incurría en confesión científica”.

AREVALO MAESTRO
El nuevo profesional, estimulado por el directorMorazán, en 1923 fue nombrado maestro de grado en la escuela primaria de la Normal Central para Varones, con otro gran normalista, el educador Luis Martínez Mont, con quien compartía la enorme inquietud literaria que los oriento a fundar, conjuntamente con Luis Barrera Rodríguez, la revista, Alba, calificada por Juan José Arévalo como “La más bella aventura intelectual “ Esta revista alcanzó...
tracking img