Juana lucero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8929 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PERSONA Y SOCIEDAD / Universidad Alberto Hurtado
Vol. XX / Nº 2 / 2006 / 145-160

145

Porque los sueños también se desvanecen en el aire: realismo y muerte en América Latina
Daniel Noemi-Voionmaa*

RESUMEN
El presente artículo analiza, luego de una breve introducción al problema del realismo en literatura, tres momentos de la tradición realista en América Latina, enfocándose en ladescripción y visualización de la represión de movimientos obreros y populares históricos. A partir del estudio de Las cruces sobre el agua (1990 [1946]) del ecuatoriano Joaquín Gallegos Lara, del episodio de la matanza obrera en Cien años de soledad (2000 [1967]), y de Santa María de las flores negras (2002) del chileno Hernán Rivera Letelier, hago un esbozo de la transformación de la noción derealismo —realismo social, realismo mágico (¿?) y realismo neoliberal— y de cómo esta estética está íntimamente ligada a los condicionamientos políticos, económicos y sociales de cada momento determinado.

Palabras clave
Realismo obrero realismo mágico realismo social Latinoamérica movimiento

Realism. An exceptionally elastic term, often ambivalent and equivocal, which has acquired far too manyqualifying (but seldom clarifying) adjectives, and is a term which many now feel we could do without. THE PENGUIN DICTIONARY OF LITERARY THERMS AND LITERARY THEORY

I.
La imposibilidad radical de definir qué entendemos por realismo en literatura, y en todas las artes en general, puede explicarse de un modo muy simple: “Nuestra caracterización,
* Doctor en Literatura; profesor asistenteDepartamento de Lenguas y Literaturas Romances Universidad de Michigan, Ann Arbor. E-mail: danielnv@umich.edu. Parte de un diálogo, a veces continuo, a veces intermitente, mas en todo momento enriquecedor, agradezco a Luz Horne por sus comentarios siempre pertinentes y lúcidos, y a Ana Ros, Andrea Fanta y Bruno Bosteels, por sus críticas y sugerencias en aquel LASA 2004 de Las Vegas donde una versión previade este ensayo fue leída.

146

Realismo y muerte en América Latina
Daniel Noemi-Voionmaa

como realista o antirrealista, de una obra de arte, estará condicionada por nuestra posición en el orden ontológico o, si se quiere, por nuestra concepción del mundo” (Sastre 1974:37). O bien, como plantea Anderson Imbert: “Una novela realista es el resultado de reproducir, lo más exactamenteposible, las cosas que nos rodean. Su fórmula estética podría ser ésta: el mundo tal como es” (1965:5).1 El intento de representar la realidad del modo más fiel posible, de un modo objetivo, conlleva, por lo tanto, todos los problemas que fácilmente son visibles en los mismos conceptos referidos (representar, realidad, objetividad)2 y en su historicidad. Sabemos que el realismo en literatura surge comotérmino y práctica reconocida como tal a mediados del siglo XIX, en particular en Francia,3 en el momento en que una filosofía que se pretende científica en oposición a una especulativa, está en auge. Además, el desarrollo industrial y la migración urbana otorgan las condiciones necesarias para su surgimiento: se tratará de una literatura que busca describir las nuevas condiciones y relaciones humanasque hacen su aparición bajo un nuevo funcionamiento social y económico, principalmente urbano.4 El término sufrirá una rápida mutación desde su uso para señalar “la detallada descripción de vestimentas y costumbres en novelas históricas y luego para la descripción de costumbres contemporáneas”, lo que alude a una determinada técnica, a un uso más amplio que pasa a referir a todo un movimiento. Elproblema de la definición se hace patente desde un comienzo y es notoria la circularidad que posee todo intento por explicar qué se entiende por realismo.5 Al mismo tiempo, podemos apreciar dos tendencias: una que se

1

2

3

4

5

Debo a Louise Walker (la mejor guía posible en la realidad infinita del DF) el hallazgo de este ensayo de Anderson Imbert (1965): “El realismo en la...
tracking img