La estrategia de la ilusión

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 419 (104749 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UMBERTO ECO

LA ESTRATEGIA DE LA ILUSIÓN

Traducción de Edgardo Oviedo

(Los números entre corchetes corresponden a la edición impresa. Las páginas en blanco han sido eliminadas)

Editorial Lumen

Título original: Semiologia cotidiana

Publicado por Editorial Lumen, S.A.
Ramon Miquel i Planas, 10 - 08034 Barcelona.
Reservados los derechos de ediciónen lengua castellana para todo el mundo.

Tercera edición: 1999

© Gruppo Editoriale Fabbri-Bompiani, Sonzogno, Etas S.p.A.
Dalla periferia del l'imperio (1977),
Il costume di casa (1973),
7 anni de desiderio (1983)

Depósito Legal: B. 6.530-1999 ISBN: 84-264-1164-9

Printed in Spain

ÍNDICE

PREFACIO 4
I VIAJE A LA HIPERREALIDAD 6II HACIA UNA NUEVA EDAD MEDIA 37
III LOS DIOSES DEL SUBSUELO 49
IV CRÓNICAS DE LA ALDEA GLOBAL 77
V LEER LAS COSAS 116
VI DE CONSOLATIONE PHILOSOPHIAE 139
ÍNDICE 169

PREFACIO

Los ensayos elegidos para formar este libro son artículos que he escrito en el transcurso de varios años para su publicación en diarios y semanarios (ocomo máximo en revistas mensuales, pero no especializadas). Muchos de ellos tratan de los mismos problemas, con frecuencia después de transcurrir cierto tiempo, otros se contradicen (siempre al cabo de un tiempo).
Hay un método —aunque muy poco imperativo— en esta actividad de comentario sobre lo cotidiano. En caliente, bajo el impacto de una emoción o el estímulo de un acontecimiento, seescriben las propias reflexiones, esperando que serán leídas y después olvidadas. No creo que exista ruptura entre lo que escribo en mis libros «especializados» y lo que escribo en los periódicos. Hay una diferencia de tono, por supuesto, dado que al leer día tras día los acontecimientos cotidianos, al pasar del discurso político al deporte, de la televisión al «beau geste» terrorista, no se parte dehipótesis teóricas para evidenciar ejemplos concretos, sino que más bien se parte de acontecimientos para hacerlos «hablar», sin que se esté obligado a llegar a conclusiones en términos teóricos definitivos. La diferencia reside, entonces, en que, en un libro teórico, si se avanza una hipótesis, es para probarla confrontándola con los hechos. En un artículo de periódico, se utilizan los hechos paradar origen a hipótesis, pero no se pretende transformar las hipótesis en leyes: se proponen y se dejan a la valoración de los interlocutores. Estoy quizás en vías de dar otra definición del carácter provisional del pensamiento coyuntural Todo descubrimiento filosófico o científico, decía Pierce, va precedido por lo que él llamaba «the play of musement»: un vagabundeo posible del espíritu, unaacumulación de interrogantes frente a unos hechos particulares, un intento de proponer muchas soluciones a la vez. Antaño, ese juego se jugaba en privado, se confiaba a cartas personales o a páginas de diarios íntimos. Los periódicos son hoy el diario íntimo del intelectual y le permiten escribir cartas privadas muy públicas. Lo que protege del temor de equivocarse no reside en el secreto de lacomunicación, sino en su difusión.
Me pregunto a menudo si, en un periódico, trato de traducir en [7] lenguaje accesible a todo el mundo o de aplicar a los hechos contingentes las ideas que elaboro en mis libros especializados, o si es lo contrario lo que se produce. Pero creo que muchas de las teorías expuestas en mis libros sobre la estética, la semiótica o las comunicaciones de masas se handesarrollado poco a poco sobre la base de las observaciones realizadas al seguir la actualidad.
Los textos de esta recopilación giran todos más o menos en torno a discursos que no son necesariamente verbales ni necesariamente emitidos como tales o entendidos como tales. He tratado de poner en práctica lo que Barthes llamaba el «olfato semiológico», esa capacidad que todos deberíamos tener de...
tracking img