La globalizacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Rev. Geog. Venez. Vol 41(2) 2000, 181-183

EDITORIAL

Globalización y “fin” de la geografía
Globalisation and the “end” of geography

En nuestros días no es extraño escuchar afirmaciones que sustentan que la geografía está llegando a su fin, que el mundo nunca fue tan conocido como lo es ahora, que la distancia ya no es un factor esencial –sobre todo para la movilidad del capital– y que,en consecuencia, lo que importa es el tiempo y no el espacio. Esta manera de “ver” lo espacial –y con ello a la geografía en tanto que ciencia del territorio– se asocia con la idea de que el mundo puede palpitar en cualquier lugar, sin importar donde éste se localice. ¿Por qué lo que ocurre en el mundo de nuestros días podría estar aupando la falsa idea de que la geografía estaría llegando a sufin? Parecen existir suficientes razones para pensar que el mundo que conocemos y que heredamos del Iluminismo está siendo estremecido por fuertes vientos de cambio que no se circunscriben a un lugar o ámbito en particular sino que, por el contrario, se hacen sentir en todas las esferas de acción del hombre. Si nos detuviéramos a observar la historia de la humanidad, podríamos constatar que no es laprimera vez que el mundo vive tiempos turbulentos y que ahora, como en otras ocasiones, los saltos tecnológicos están en la base de los cambios. Y que ahora, al igual que antes, surgen vocablos, expresiones, cuyos contenidos intentan dar cuenta de lo nuevo. En el mundo de nuestros días, el término “globalización” es el mas difundido en este sentido. Puede no ser el mejor para contextualizar lo queocurre, pero nadie que esté interesado en la realidad actual puede ignorarlo ¿Que tendrá que ver la “globalización” con la geografía, o, mejor, con su supuesto fin? Siendo el constante y sostenido aumento del comercio mundial un claro ejemplo de la profundidad de los cambios que conoce el mundo productivo, no es extraño que la tendencia dominante sea la de que el planeta se esté transformando enun gran mercado en el que empresas –de proyección mundial– conciban la producción y distribución de sus productos y servicios a escala planetaria. Sin embargo, dada la magnitud de los cambios, sería un grave error reducir el fenómeno global sólo al ámbito de lo económico. Sus efectos también se hacen sentir,

181

Delfina Trinca Fighera

con igual fuerza, en lo político y lo social. De allíque, lo más sensato sea señalar que no está fuera de nosotros, ya que sus efectos tocan nuestro cotidiano. Por ello, la globalización no puede ser reducida a un proceso singular, sino que ella dice por un conjunto de procesos que funcionan y se expresan, además, de manera contradictoria y desigual. Es en el contexto de estas ideas que comienza a cobrar importancia el hecho de que los mercadosnacionales estarían siendo sustituidos por un gran y único mercado mundial. Un mercado además, que respondería a intereses y lógicas que no necesariamente coinciden con las de los Estados Territoriales en los que despliegan sus actividades. Esta situación habría contribuido enormemente para que se propague la idea de que las empresas pertenecen a quienes invierten en ellas y no a sus empleados o allugar donde se hayan instalado. Bauman, en su reciente obra sobre la globalización y sus consecuencias humanas (1999), señala muy acertadamente que sólo los accionistas de las empresas no estarían sujetos al territorio, ya que pueden comprar o vender acciones en cualquier bolsa, sin que la proximidad o distancia geográfica con respecto a la empresa tenga algo que ver con su decisión de comprar ovender. Somos de la opinión que la asimetría que se instaura entre el poder, básicamente el económico, y su naturaleza extraterritorial y la territorialidad (¡espacio banal!) de la vida cotidiana es la que nos ayuda a comprender el surgimiento de expresiones como desterritorialización o como la que le da sentido a este editorial. No se puede negar que las empresas que mueven el mundo de nuestros...
tracking img