La presencia de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (922 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PRESENCIA DE DIOS
1 de Samuel 3: 1
La presencia de Dios es vital para el desarrollo espiritual; sin ella los esfuerzos de
pastores lideres y demás agentes interesados en el crecimiento de suscongregaciones, no
lograran mas que resultados superficiales. Solo la presencia de Dios sobre el pueblo
puede transformar las vidas y hacerlas realmente piadosas y aceptas ante Dios.
En un mundocomo en el que nos encontramos es necesario que Dios habite en medio de
nuestras iglesias, éstas deben ser estandartes de la verdad, lámparas en medio de la
oscuridad que consume a la sociedadcontemporánea; nuestras iglesias y los miembros de
las mismas deben ser heraldos de la presencia de Dios en el mundo, están llamados a
proclamar el evangelio de salvación y liberar nuestra sociedad de lamaldad que la
corroe. Solo alcanzaremos este objetivo si la presencia de Dios es real en medio de
nosotros.
El libro de Jueces nos deja ver la situación del pueblo de Israel en Canaán. La tierraprometida había sido conquistada y repartida a cada tribu, solamente debían cuidar de
cumplir las leyes y ordenanzas de Dios. Moisés había estipulado cuales eran los
requerimientos que Dios exigía deIsrael, para su bendición o maldición, y el pueblo los
acepto cuando juraron en el monte Ebal con Josué. La presencia de Dios estaba en medio
de ellos; el Tabernáculo y en especial el Arca delTestimonio, eran el símbolo de la
compañía y presencia de Dios. Tanto así que para las guerras que posteriormente se
dieron en la conquista y el establecimiento del Reino de Israel, el Arca eraindispensable
para asegurar la victoria, pues Dios era quien peleaba con ellos y por ellos.
Es importante notar en los versículos que sirven de base para nuestra reflexión, que la
presencia y dirección deDios estaba desapareciendo paulatinamente. Los sacerdotes no
conocían quien era Dios y mucho menos sabían que era lo que El exigía. Los hijos de Eli,
el sumo sacerdote del momento, actuaban como...
tracking img