La princesa de la cueva del chivo (acambaro guanajuato)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2611 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El tritón y la Sirena
(Cuento para dormir a mis hijos)
Fernando barraza.

Hace muchos años, mucho antes de que murieran los dioses de la prehispanidad, existió un pueblo llamado Chupicuaro que quiere decir algo así como cielo azul, junto a él pasaba un río conocido como río grande, dicen que sus aguas bajaban desde la montaña humeante, y arrastraba consigo lo que a su paso se atravesaba, peroviéndolo bien, esto no tiene nada de raro, porque la mayoría de los ríos lo hacen, y eso es casi normal, y muchas de esas cosas, -la mayoría-, van a parar al mar... lo increíble de esta historia es que una mañana apareció en sus laderas un hombre con cola de pescado, eso era en realidad un prodigio, porque si acaso existían esos seres, lo más seguro es que vivieran en el mar y no en un río, tanlejos de éste, y de ser así, era casi imposible que aquel ente hubiera llegado hasta la región donde estaba ubicado aquel pueblo, pero el caso es que muchas mujeres que habían ido a sacar agua del río ese día por la mañana lo vieron, pero nadie de los que escuchaban la historia la podía creer. . . ¡ah! olvidaba decir que en Chupicuaro vivía una linda muchachita, en esos días ella acababa decumplir los catorce años, su papá era el jefe de la tribu y le había organizado una fiesta que duró cuatro dias con sus noches, los hijos de las personas más ilustres se habían presentado llevando regalos fabulosos, por ejemplo uno le llevó una capa de plumas de colibrí y ese era un regalo maravilloso para quien lo tuviera, porque de por si; era difícil atrapar a un animalito de esos, con más razón loera obtener sus plumas, ¡y sobretodo cuando se trataba de tantas plumas! Así es que la niña se emocionó mucho cuando vio aquel hermoso presente, y el muchacho que se lo había llevado salió de la sala de recepción cargado de ilusiones, pero lo mismo pasó con xocoxtli, un jovencito que le había llevado un espejo en el que la linda niña podía verse de cuerpo entero, ese también era un regalo dignode apreciarse porque era muy raro encontrar un trozo de obsidiana de ese tamaño, el caso es que Tonaltzin –que era el nombre de la hija del cacique-, estaba feliz todos esos dias y sorprendiéndose gratamente con la utilidad de tanto regalo recibido. A ella le habían puesto ese nombre porque era tan bella que parecía hija de algún Dios...

Sucedió que esa mañana en la que las mujeres que habíanbajado al río grande por agua, vieron al hombre con cola de pescado, Tonaltzin bajó al río para bañarse en compañía de sus amigas, como era costumbre y también como era la costumbre su mamá le había recomendado que se bañara cerca de la orilla por el rumbo de la piedra plana, porque era un lugar que conocían muy bien y que no era tan profundo, su mamá era una mujer respetada y querida por todos enChupicuaro lo mismo que su padre, porque ayudaban mucho a sus pobladores y ellos estaban orgullosos de haberlos elegido como gobernantes, por lo que Tonaltzin era admirada y apreciada por la gente del lugar.

Estando en el río, cuando nadie se dio cuenta se le acerco aquel muchacho con cola de pescado y le habló a la niña, ella temerosa se alejó de él porque no le pareció conocido y además no sedio cuenta de que el muchacho no tenía piernas porque solo vio de su cintura para arriba, de haberlo visto completo, seguramente la niña habría gritado espantando a todas sus compañeritas, al ver que Tonaltzin no le hizo caso, el joven se sumergió en las aguas y no se volvió a aparecer por ahí en muchos dias, hasta que un tiempo después estando otra vez Tonaltzin, con sus amigas en el río, denuevo se aproximó a ella y la saludo con afecto, Tonaltzin accedió a platicar por un momento con el y se dio cuenta de cuan agradable era, por lo que con el paso del tiempo, se fueron haciendo amigos y ella trataba de acudir lo más posible al río para platicar con el, eso a su mamá le pareció raro, porque Tonaltzin no era de esas niñas que se bañaban todos los dias.

Para entonces Tonaltzin y el...
tracking img