La pruedencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 209 (52079 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
dEL MILAGRO DE UNA VIDA EQUILIBRADA
VIRGILIO ZABALLOS INDICE: PRÓLOGO INTRODUCCIÓN 1. ETAPAS DETERMINANTES 2. REGRESO AL EQUILIBRIO: EL ARREPENTIMIENTO 3. EL EQUILIBRIO MINISTERIAL 4. LA PROVISIÓN EQUILIBRADA DE DIOS 5. ARMONIA ENTRE OIR Y HACER 6. ACERCANDONOS AL MILAGRO 7. LIBERACIÓN DE TRAUMAS: LA CRUZ 8. UNA DESPROPORCIÓN ALARMANTE 9. EL PECADO DE XENOFOBIA 10. EL ORDEN DE DIOS EN LASPRIORIDADES FUNDAMENTALES DE LA VIDA 11. UN BUEN REGULADOR: EL OJO 12. A ENEMIGOS PERNICIOSOS LAS RESPUESTAS NECESARIAS 13. FRUTO BUENO Y DURADERO 14. EL LLAMAMIENTO EN EQUILIBRIO 15. RECUPERAR EL PUNTO DE PARTIDA 16. UN ADMINISTRADOR FIEL Y EQUILIBRADO 17. PARA MANTENERSE EN EQUILIBRIO (Primera Parte) 18. PARA MANTENERSE EN EQUILIBRIO (Segunda Parte) 19. LAS PALABRAS NECESARIAS 20. HACIA UNA VIDAEQUILIBRADA

PROLOGO JESÚS es la cordura, estabilidad, sensatez y prudencia para un mundo a la deriva. Es el equilibrio para el hombre de hoy que vive acosado por los extremismos. JESÚS DIJO: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados (desequilibrados), y yo os haré descansar (equilibrio). Nevad mi yugo (unidos a Jesús) sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde decorazón; y hallareis descanso (estabilidad) para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mt. 11:28-30). Hay mucho cansancio en una vida desnivelada. Se carga mas una parte que otra con el riesgo continuo de roturas diversas. Se quiebra la armonía, la estabilidad y el equilibrio; por lo tanto, nuestras vidas quedan a la deriva, frustradas y sin rumbo. Las palabras del Hijo de Dios nosdan la respuesta al estado actual de zozobra. "Venid a mí... os haré descansar... Nevad mi yugo... aprended de mí... y hallareis descanso...” Vengamos a JESÚS a través de su palabra y vida en el EVANGELIO DE LUCAS, para encontrarnos con el hombre que vivió en medio del caos y la confusión sin perder la armonía ni la coherencia. JESUS venció. Ha resucitado. Es el mismo de ayer y de siempre, y estácerca de todos los que le invocan. Caminemos con él a través del contenido inspirado y vivificado del Evangelio de Lucas. Hagamos nuestra la oración del apóstol Pablo a los efesios: “... Que el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, nos dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de nuestro entendimiento” (Efesios,1:15-19).INTRODUCCIÓN El hombre actual vive en un mundo sacudido por la desestabilización. La vida se convierte en una pelea por mantener el equilibrio. El ser humano intenta controlarse a sí mismo y sus circunstancias, pero ambas metas le desbordan, fracasa y le convencen de lo imposible de su empresa. Por lo tanto, comienza a adaptarse y acostumbrarse al desequilibrio y los extremismos. Trata de mantenerse aduras penas y conformarse con ir tirando...Así Negamos al acoplamiento en el sistema de este mundo. Nos resignamos al estado de las cosas. Justificamos la imposibilidad de cambios sustanciales con sutilezas mezquinas. La existencia se convierte de esta forma en un buscarse la vida para sobrevivir de la mejor forma en las líneas que traza la sociedad materialista y consumista. Por supuesto, haymovimientos de rebelión contra el status quo para salir de esos parámetros y explotar campos de libertad y emancipación; pero al final sólo se consiguen nuevos extremismos. EL HOMBRE NACE DESEQUILIBRADO, con una naturaleza proclive al desorden. Dependemos de los padres para sobrevivir y a la vez queremos hacer nuestros propios caprichos. Deseamos hacer lo bueno pero nos sale lo malo. Queremos amigos,vivir en convivencia, pero una y otra vez surge la pelea y el alejamiento... Anhelamos que papá y mamá vivan juntos, se amen y respeten; y sin embargo los dividimos para conseguir nuestros deseos. ¡Que locura! La naturaleza del hombre está desequilibrada porque nacemos en pecado, con la simiente del diablo, y sin embargo somos criaturas de Dios. La lucha interior entre el bien y el mal nos...
tracking img